Archivo de Público
Martes, 27 de Diciembre de 2011

El fabricante de los implantes PIP niega el peligro

Ahorró un millón al año al usar gel industrial

PÚBLICO ·27/12/2011 - 22:56h

REUTERS - Fábrica de la empresa PIP en Toulon (Francia).-

El abogado de Jean-Claude Mas Foret, el empresario francés que vendió los implantes mamarios PIP, retirados del mercado en 2010 por su riesgo de rotura y por contener en muchos casos silicona industrial, se atrevió a asegurar hoy que no se ha demostrado que sean peligrosos para la salud. "¿Se ha demostrado científicamente que eran peligrosos? No", recalcó a France Info el letrado Yves Haddad, defensor del creador de la empresa Poly Implant Prothèse (PIP), Jean-Claude Mas, buscado por la justicia francesa e Interpol.

Eso sí, Haddad aseguró que su cliente actuó con el único fin de incrementar sus beneficios, siguiendo una "iniciativa capitalista" que sólo puede ser reprobada desde un punto de vista moral, informa Efe. No obstante, reconoció que hubo "una falta" en el respeto a las normas sanitarias. "La empresa utilizaba dos productos, un gel de silicona conforme a las normas francesas y otro producto, fabricado por PIP, que no se adecuaba a estas", explicó. Este último era un 80% más barato que el primero, por lo que se calcula que Mas pudo ahorrarse un millón de euros al año. El 85% de su producción iba destinada a la exportación, sobre todo a Latinoamérica.

Francia ha aprobado financiar la retirada de los implantes a todas las pacientes que los llevan unas 30.000, al margen de que hayan tenido o no problemas con ellos, mientras que otros países como España sólo recomiendan por ahora que las portadoras acudan a revisión a la consulta de su médico. Aunque se han registrado ocho casos de mujeres con estos implantes que han contraído cáncer, las autoridades de París aseguran que no se ha demostrado una relación causa-efecto entre las prótesis y la enfermedad.

En España, la organización de consumidores Facua aconsejó este martes a las portadoras de estos implantes que se los extraigan. Facua aseguro que las clínicas donde se operaron a estas mujeres deben asumir los costes de la reti-rada, así como la colocación de nuevas prótesis, y criticó que el Ministerio de Sanidad se haya limitado a encargar un estudio.