Archivo de Público
Martes, 27 de Diciembre de 2011

Mas se aferra a la geometría variable y tiende puentes con PPC, ERC y PSC

EFE ·27/12/2011 - 15:11h

EFE - El president de la Generalitat, Artur Mas, a su llegada al Palau de la Generalitat, donde el Gobierno celebra hoy su última reunión del año después de afrontar una semana en la que las dificultades de tesorería le han obligado a aplazar una parte de la paga extra de los funcionarios.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, pretende mantener, en su segundo año de mandato, su apuesta por la geometría variable, sin echarse en brazos de ningún socio estable pero manteniendo puentes abiertos con PSC, PPC y ERC, con cuyos líderes se ha reunido o se reunirá en el plazo de ocho días.

El pasado miércoles, en el Parlament, Mas se reunió por espacio de hora y media en su despacho con la presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, con quien se aseguró la aprobación de las tres leyes ómnibus votadas en el último pleno y abordó otros temas de posible colaboración, como los presupuestos de 2012.

Este fin de semana, constatando los sudores que le supone al Govern buscar aliados para aprobar cada ley dado que a CiU le faltan seis escaños para la mayoría absoluta, Sánchez-Camacho ofreció a Mas un "pacto de estabilidad", convirtiendo al PPC en socio preferente.

Tras la reunión de hoy del Govern, el portavoz del ejecutivo, Francesc Homs, ha agradecido "todas aquellas aportaciones" dirigidas a ayudar a la gobernabilidad, pero ha dejado claro que no se renunciará a buscar, a cada momento y para cada ley, uno o más socios con los que tirar adelante las iniciativas.

Según Homs, el Govern pretende aplicar el programa que fue votado "mayoritariamente" por los catalanes y, para ello, está dispuesto a mantener "pactos diversos con diversas formaciones políticas".

Con evidente voluntad de mantener los equilibrios y evitar aparecer abrazado al PPC, el pasado viernes, dos días después del encuentro entre Mas y Sánchez-Camacho, el presidente catalán se vio con el presidente del grupo parlamentario de ERC, Joan Puigcercós.

Homs ha explicado que se trató de una reunión "cordial", en la que Puigcercós expuso la "voluntad de colaboración" de ERC y en la que sobre todo hubo coincidencia en defender el pacto fiscal.

Para el próximo jueves, Mas tiene en su agenda reunirse con el nuevo primer secretario del PSC, Pere Navarro, a quien intentará convencer de que los socialistas arrimen el hombro para aprobar los presupuestos del año que viene y corrijan su rechazo inicial a la propuesta de pacto fiscal.

Hoy se cumple un año desde que Mas tomó posesión como presidente de la Generalitat, pero Homs ha evitado hacer balance de este primer cuarto de mandato, a la espera de que el propio Mas lo haga en un acto público el próximo 3 de enero.

Más allá de sus propias consideraciones, Homs ha considerado "desconcertantes" algunas de las críticas vertidas hoy por la oposición sobre el primer año de gobierno.