Archivo de Público
Lunes, 26 de Diciembre de 2011

Estudio asocia sensibilidad de la vejiga con infecciones frecuentes

Reuters ·26/12/2011 - 18:00h

Por Andrew M. Seaman

Las mujeres con infecciones urinarias (IU) recurrentes serían más propensas a tener la vejiga hipersensible en todo momento.

Un equipo de Pensilvania observó que las mujeres con por lo menos tres IU el año anterior eran mucho más propensas a orinar con frecuencia, en pequeñas cantidades y a tener la sensación de necesitar orinar más frecuentemente que aquellas sin infecciones recurrentes.

Los síntomas podrían apuntar a la sensibilización de la vejiga debido a las infecciones, según resume el equipo en British Journal of Urology International.

La autora principal, doctora Lily Arya, de la Facultad de Medicina de la University of Pennsylvania, opinó que los resultados demuestran por qué las mujeres deben recibir tratamiento para las IU lo antes posible.

Con la información de las historias clínicas y los diarios personales de uso del baño, el equipo de Arya comparó a 102 mujeres posmenopáusicas atendidas en la clínica de uroginecología de la universidad entre diciembre del 2009 y septiembre del 2010.

El equipo determinó que las pacientes con IU recurrentes iban al baño 12 veces en 24 horas, mientras que un grupo sin esos trastornos orinaban siete veces en un día.

A diferencia de las mujeres sin infecciones frecuentes, las pacientes con IU recurrentes orinaban significativamente más por cada litro de líquido que bebían.

Los análisis clínicos para determinar la urgencia de orinar revelaron que las mujeres con IU recurrentes también sentían la necesidad de ir al baño antes que el resto.

Según los autores, se desconoce la causa de esta hipersensibilidad, pero se sospecha que podría estar asociada con los nervios de la vejiga que sufrirían cambios duraderos debido a la reaparición del dolor y la inflamación que causan las infecciones.

El doctor Kenneth Peters, responsable de urología de la Facultad de Medicina William Beaumont de la Oakland University y que no participó del estudio, consideró que la investigación posee algunas limitaciones, aunque los resultados coinciden con lo ya informado.

"Lo cierto es que si una persona tiene síntomas de urgencia o de frecuencia (urinaria) es muy importante realizarle un cultivo de orina para determinar si tiene o no una infección", señaló.

Arya aseguró que con sus pacientes con IU recurrentes trata de no demorar el inicio del tratamiento, que incluye antibióticos en el hogar para utilizar en caso de que tengan síntomas tempranos. Aclaró que eso debe indicarse sólo después de un control médico y bajo supervisión.

Peters aseguró que para las mujeres con vejiga hiperactiva existen varios tratamientos, como la acupuntura, los fármacos y un dispositivo implantable, y añadió que las mujeres deberían saber que existen opciones para ayudarlas.

FUENTE: British Journal of Urology International, online 30 de noviembre del 2011