Archivo de Público
Lunes, 26 de Diciembre de 2011

Sáenz de Santamaría dice que no es justo que los más débiles carguen con la crisis

EFE ·26/12/2011 - 18:28h

EFE - La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, en el que ha anunciado que el Gobierno actualizará el viernes las pensiones y adoptará medidas para controlar el défiocit público.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy en la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, que "no es justo hacer cargar sobre los más débiles los efectos de la crisis".

La vicepresidenta, en su discurso del acto de toma de posesión de la delegada del Gobierno, aludió al decreto ley que el Gobierno aprobará el viernes con medidas urgentes para contener el déficit público y para actualizar las pensiones.

Sobre quienes sufrieron el año pasado la congelación de sus pensiones, dijo que ese decreto ley tratará "de hacer justicia con los que más han padecido los efectos de la crisis, y a los que se les han exigido mayores esfuerzos".

Según la vicepresidenta, se hizo "un gran esfuerzo a su costa para contener el déficit público y es de justicia que vean actualizadas su pensiones y tengan recuperado su poder adquisitivo; para que hagamos justicia con los que en otro tiempo trabajaron para que algunos estemos donde estamos y tengamos un puesto de trabajo".

"La austeridad, la eficacia y la eficiencia deben ser un elemento conjunto de todas las Administraciones; la simplificación administrativa, y la necesidad de hacer más con menos" es tarea de todas las Administraciones, ha señalado en relación con las medidas de control de déficit público que se aprobarán el viernes.

Saénz de Santamaría ha asegurado que "la gran prioridad del Gobierno de la nación es crear empleo" y que "el Gobierno se ha puesto inmediatamente a trabajar para la recuperación de la economía y la creación de empleo".

Como "principios y criterios de actuación del Gobierno de Mariano Rajoy" ha señalado "la coordinación y colaboración que deben de existir en el conjunto de Administraciones públicas, porque estamos en un momento de crisis y se tienen que aunar criterios y formar valores conjuntos para buscar medidas que ayuden a generar actividad económica y a paliar los devastadores efectos de la crisis".

Precisamente, la vicepresidenta ha señalado como cualidades de la nueva delegada del Gobierno en Andalucía "su moderación y diálogo, su capacidad de entendimiento, que ha demostrado con creces tanto en el Ayuntamiento como en el Parlamento; es momento de aunar voluntades."

Sáenz de Santamaría ha añadido que "los delegados del Gobierno serán un puntal decisivo para conocer las necesidades de cada español en cada comunidad autónoma y para trasladar al Gobierno las medidas que deben adoptarse frente a la crisis".

Carmen Crespo, por su parte ha tendido la mano al Gobierno andaluz, cuyo presidente, José Antonio Griñán, ha asistido a su toma de posesión, junto a otras autoridades andaluzas y el líder del PP andaluz, Javier Arenas.

"Los representantes de los Gobiernos están para resolver los problemas y no para crearlos", ha señalado Crespo para añadir que el Gobierno de Mariano Rajoy mira a Andalucía "como una tierra con grandes posibilidades de futuro".

Crespo ha asegurado que con "grandes dosis de esfuerzo, humildad, respeto y sacrificio" por parte de los representantes políticos, de los que dijo que "depende el bienestar de muchas familias andaluzas", se podrá "conducir a España y a Andalucía al liderazgo que nunca debió de perder".

Según la delegada del Gobierno, el nuevo Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy ha ayudado a recuperar la confianza, y aunque ha admitido que su tarea "es un camino cargado de retos", ha recordado que también requirieron esfuerzos y sacrificios los nueve años que estuvo como alcaldesa de Adra (Almería) y los once como diputada en la Cámara andaluza.