Archivo de Público
Lunes, 26 de Diciembre de 2011

Ministro Salud francés dice dueño firma implantes debe responder

Reuters ·26/12/2011 - 12:19h

Por Jean-François Rosnoblet y Alexandria Sage

El ministro de Salud de Francia pidió el sábado que se localice al fundador de la compañía francesa de implantes mamarios acusado de vender prótesis defectuosas a decenas de miles de mujeres de todo el mundo y calificó el creciente escándalo como un "negocio turbio".

Jean-Claude Mas, un ex carnicero de 72 años que fundó la ya cerrada Poly Implant Prothese (PIP) en 1991, no ha sido visto en público desde que comenzó el escándalo, que afectaría a unas 300.000 mujeres a nivel mundial.

Su compañía está acusada de usar silicona industrial de baja calidad en algunos de sus implantes, que fueron vendidos en todo el mundo antes de ser retirados del mercado en 2010.

"Es obvio que tenemos que encontrarlo (a Mas) y a aquellos que tienen intereses en esta compañía", dijo el ministro de Salud francés, Xavier Bertrand, a la radio Europe 1 el sábado.

"Tienen que responder por sus acciones", agregó.

"Es un negocio turbio con una gran cantidad de dinero en juego", dijo Bertrand. "Al no usar el producto anunciado (la silicona) intentaron hacer dinero, eso es lo peor de todo, a costa de la salud de las mujeres", añadió.

El abogado de PIP ha dicho que Mas y el jefe financiero de la compañía estaban manteniendo el silencio "por decencia y discreción" pero que todavía estaban en el sur de Francia.

El sábado, la agencia internacional de policía Interpol confirmó que había emitido una alerta en relación a Mas, pero dijo que no estaba relacionada con sus actividades en PIP.

Dijo que la alerta de Interpol estaba relacionada con un caso en Costa Rica en junio de 2010, cuando la policía dice que fue detenido por el delito de conducir ebrio, pero que huyó del país y no se presentó para una audiencia judicial.

Mas fue interrogado brevemente por la policía en noviembre de 2010 pero nunca ha sido citado por un tribunal. Una fuente judicial dijo a Reuters, sin embargo, que entre cuatro y seis ejecutivos podrían ser acusados por un tribunal penal de Marsella por fraude agravado.

La agencia de seguridad sanitaria de Francia dijo el sábado que planeaba presentar una demanda por los implantes de PIP, alegando prácticas deshonestas y fraude.

"Creemos que hubo fraude comenzando por la primera operación (de implantes mamarios de PIP)", dijo el director de la agencia, Frederick Van Roekeghem, a la cadena radial France Info.

El ministerio de Salud de Francia instó el viernes a que se retiren los 30.000 implantes PIP que fueron adquiridos por mujeres francesas y dijo que los fondos de salud pública financiarán las extracciones.