Archivo de Público
Domingo, 25 de Diciembre de 2011

Una secta islamista mata a decenas de nigerianos

Cinco atentados, tres de ellos contra iglesias católicas, sacuden el país

PÚBLICO ·25/12/2011 - 11:27h

AFP - un grupo de hombre contemplan los efectos del ataque en bomba que ha hecho explosión en la iglesia de Santa Teresa, cerca de la capital de Nigeria, Abuja.-

La secta islamista Boko Haram llevó a cabo su venganza después de que el sábado el Ejército nigeriano matara a 50 de sus militantes en el noreste del país.

Al menos cinco artefactos explosivos estallaron en diversas ciudades del país; tres de ellos tuvieron como objetivo templos católicos abarrotados de fieles que asistían a la misa de Navidad. En el atentado más cruento, el que tuvo como blanco la iglesia de Santa Teresa, en Madalla -una ciudad dormitorio situada a 40 kilómetros de la capital, Abuja-, murieron al menos 35 personas.

La cifra corresponde a los cadáveres ya recuperados, pero la lista final de víctimas será probablemente más larga. Según testigos citados por la agencia de noticias nigeriana, unos 200 asistentes a la misa que se celebraba en Santa Teresa siguen desaparecidos.

En la iglesia de Santa Teresa se cuentan además 200 desaparecidos

"La misa acababa de terminar y la gente se dirigía a la salida cuando de repente oímos una explosión. Los coches estaban en llamas y había cuerpos diseminados por todas partes", explicó Nnana Nwachukwu a Reuters.

Cadena de explosiones

"La explosión ocurrió en la carretera que hay junto a la iglesia y no en su interior", precisó esta testigo.

La Policía nigeriana ha confirmado la muerte de un agente en una segunda explosión en las cercanías de otra iglesia de la ciudad de Jos, en el noreste de Nigeria.

El grupo Boko Haram aspira a imponer la ley islámica en el país

Un tercer ataque, esta vez contra un templo de Gadaka, en el estado de Yobe, causó tres muertos. En Damaturu estallaron dos bombas, una de ellas transportada por un suicida, que mató a cuatro oficiales del Servicio de Seguridad Estatal.

La secta Boko Haram, que aspira a imponer la ley islámica en el país, reclamó la autoría de los ataques, informó el diario nigeriano Sunday Trust.