Archivo de Público
Viernes, 23 de Diciembre de 2011

El Parlamento húngaro aprueba una ley electoral que beneficia al partido gobernante

EFE ·23/12/2011 - 19:02h

EFE - Efectivos de la policía húngara detienen al diputado de la oposición Gabor Vago, que se encadenó con otros diputados a las puertas del Parlamento para protestar contra el Gobierno del primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, en Budapest, Hungría, hoy viernes 23 de diciembre de 2011.

El Parlamento húngaro aprobó hoy entre protestas ciudadanas y de la oposición una ley electoral criticada por redistribuir el peso de las circunscripciones con el objetivo de favorecer en las urnas al gobernante partido conservador Fidesz.

La nueva ley disminuye el número de circunscripciones de 176 a 106 y, según las críticas de la oposición y los analistas, el gobernante Fidesz definió las fronteras de las mismas favoreciendo sus propios intereses.

Otros 93 escaños se obtendrán a través de los votos emitidos por listas de partidos, haciendo que el número de diputados disminuya de 386 a 199.

La policía detuvo hoy a nueve diputados del partido ecologista húngaro LMP y al ex primer ministro socialista Ferenc Gyurcsány por encadenarse a la entrada del Parlamento, en protesta por la tramitación de la ley.

La oficina de prensa del LMP informó a Efe de que los parlamentarios fueron acusados de "limitación de la libertad personal", ya que con su protesta impidieron la entrada de otros diputados en la sede del Legislativo.

Horas después miles de simpatizantes del LMP participaron en una manifestación en las cercanías del Parlamento criticando al Gobierno y protestando por el arresto de los legisladores.

Según la ley aprobada hoy, en las próximas elecciones, que se prevén para 2014, podrán votar por primera vez los húngaros con ciudadanía magiar que viven fuera de las fronteras del país.

En países limítrofes como Rumanía, Eslovaquia o Serbia viven importantes minorías de magiares, cuyo número supera los dos millones, y hasta el momento más de 150.000 han aprovechado la posibilidad que les ofrece la ley de mayo de 2010 para conseguir la ciudadanía húngara.

Otro cambio importante es que los próximos comicios serán de una sola vuelta y sin mínimo de participación, que hasta ahora era del 50 por ciento de los ciudadanos con derecho a voto.

Las minorías étnicas, 13 en todo el país, también podrán presentar sus listas y obtener escaños en el Parlamento, a través de una aritmética complicada.

El Gobierno de Hungría ha sido criticado por la Unión Europea en varias ocasiones, la última esta semana, por un proyecto de ley que Bruselas teme que sirva para limitar la independencia del Banco Central húngaro.

Recientemente, el Tribunal Constitucional húngara enmendó aspectos de una polémica ley de medios al considerar que limitaba la libertad de prensa.