Archivo de Público
Viernes, 23 de Diciembre de 2011

Unos 60 subsaharianos llegan a nado Ceuta y otros 56 en patera a Motril

Entre los interceptados abundan los menores de edad

PUBLICO.ES / EFE ·23/12/2011 - 09:42h

Durante esta pasada madrugada 116 inmigrantes han sido interceptados en las costas españolas. Unos 60 subsaharianos llegaron a nado a la playa del Tarajal en Ceuta, situada junto a la frontera con Marruecos. Poco antes el Servicio de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil interceptaba cerca de las costas de Granada una patera con 56 inmigrantes magrebíes a bordo, todos ellos varones, y de los cuales 41 podrían ser menores de edad.

Entre los inmigrantes que llegaron a Ceuta había una decena de menores, aunque cercanos a la mayoría de edad. Todos han llegado en buen estado, excepto uno que tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario con signos de hipotermia, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Los inmigrantes cruzaron en dos grupos y utilizaron para llegar a la playa de Ceuta chalecos salvavidas y neumáticos. Los agentes de la Guardia Civil fueron los encargados de tomar la filiación a los inmigrantes y la Cruz Roja acudió a la playa a llevarles ropa seca y limpia.

Al otro lado de la frontera, la Gendarmería marroquí frenó el pase de otros 150 subsaharianos, quienes también tenían la intención de cruzar a Ceuta. El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta alberga en la actualidad a unos 700 residentes, y las fuerzas de seguridad marroquíes han detectado en la frontera una gran presencia de subsaharianos.

Menores de diez años

Por lo que respecta a la patera intercepatada frente a la costa de Granada, una embarcación neumática, de ocho metros de eslora y un motor fueraborda de 40 caballos, fue detectada alrededor de las 22.30 horas de la noche por el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) de la Guardia Civil cuando se encontrada a una distancia de unas dos millas y media de la población onubense de la Rábida.

Tras interceptar la embarcación, la Guardia Civil, con ayuda de la patrullera de intervención rápida de los Servicios de Salvamento Marítimo Salvamar Hamal de 21 metros de eslora, trasladaron al puerto del municipio granadino de Motril la patera, cuyo desembarco finalizó alrededor de la 1.20 de la madrugada.

Una vez en tierra, y tras realizarles las correspondientes pruebas oseométricas a los integrantes de la embarcación, la Guardia Civil determinó que 41 de los 56 inmigrantes podrían ser menores de edad, un número inusualmente alto, si bien una vez interceptada ya se intuía dicha posibilidad, pues varios de ellos no aparentaban tener más de diez años.

Todos se encuentran en aparente buen estado de salud, pues las condiciones marítimas eran buenas, y en estos momentos permanecen, tras haber quedado a disposición de la Policía Nacional y haber sido atendidos por la Cruz Roja, en el Centro de Internamiento Temporal de Motril.