Archivo de Público
Viernes, 23 de Diciembre de 2011

Repsol compra un yacimiento en EEUU por 766 millones

Moody's vigila a la petrolera tras la compra a Sacyr. Pemex decidirá en enero si eleva su peso

A. M. VÉLEZ / S. R. ARENES ·23/12/2011 - 03:56h

SANTI BURGOS (BLOOMBERG) - Antoni Brufau.-

El Consejo de Administración de Repsol YPF aprobó ayer, en su última reunión del año, una inversión de 1.000 millones de dólares (unos 766 millones de euros) en un enorme yacimiento (1.500 kilómetros cuadrados, equivalente a la isla de Gran Canaria) de hidrocarburos no convencionales en Estados Unidos.

Repsol, que ha llegado a un acuerdo con la estadounidense SandRigde Energy, empezará a incorporar producción y reservas el año que viene. Tendrá, respectivamente, sendas participaciones del 16% y el 25% en dos áreas del yacimiento, denominado Mississippian Lime y situado entre los estados de Oklahoma y Kansas. La producción máxima se espera para 2019.

A la reunión del consejo, primera tras la dimisión como vocal de Luis del Rivero, acudió en representación de Sacyr José Manuel Loureda, aunque su puesto (uno de los dos que le quedan a la constructora tras ceder la mitad de su participación a Sacyr) lo ocupará en breve Manuel Manrique, sustituto de Del Rivero en la presidencia de Sacyr.

Según fuentes próximas a Repsol, en la reunión no se trató la próxima venta del 10% de su propio capital que acaba de adquirir la petrolera, para el que hay varios interesados, aunque ha propiciado que la agencia de calificación de riesgos Moody's ponga en revisión la perspectiva de la deuda de Repsol (ha pasado de "estable" a "negativa). Entre los posibles compradores de ese paquete, el empresario Demetrio Carceller (accionista destacado de Sacyr, propietario de la petrolera canaria Disa y de la alimentaria Damm), la china Sinopec y la mexicana Pemex. Según el director general de esta última, Juan José Suárez Coppel, la empresa estatal baraja "subir la participación accionarial, si queremos bajarla o dejarla con el consejero que tenemos". Tras el fracaso de su alianza con Sacyr, Pemex tiene un 9,4% de Repsol, pero sólo cuenta con un vocal en su Consejo. La decisión se tomará, previsiblemente, el próximo 5 de enero.

Mientras, Sacyr comunicó ayer la firma de la refinanciación del crédito por la compra de Repsol, que le estaba ahogando. Lo selló anteayer tras vender un 10% a Repsol, vía los bancos acreedores, por 2.572 millones, con un descuento del 5% y aplazar tres años el pago del resto del préstamo (2.446 millones). Se salvó así de caer en el concurso de acreedores, pero ahora tiene que luchar contra las pérdidas descomunales que tendrá este año por las minusvalías. Para amortiguar ese efecto, ayer vendió por 177 millones el 49% de dos concesiones de autopistas chilenas.