Archivo de Público
Jueves, 22 de Diciembre de 2011

Absuelta de injurias la concejala del PSOE Mercedes de Pablos

OLIVIA CARBALLAR ·22/12/2011 - 12:50h

Porque la información es veraz, porque no hay intención de difamar y porque tiene relevancia para la conformación de la llamada memoria histórica. Son los argumentos principales por los que el juez de lo Penal número 3 de Sevilla, Francisco José Guerrero, absuelve de un delito de injurias graves con publicidad a la periodista Mercedes de Pablos, concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla. En su libro La hoz y las flechas (Oberon, 2005), De Pablos afirma, según el testimonio de Juan Gila Boza, un topo comunista en la Falange, que un ex guardia civil, Antonio Martínez Borrego, delató a un grupo a cambio de dinero y la readmisión en el instituto armado. La familia de Martínez Borrego, quien finalmente fue a la cárcel –ni fue readmitido ni cobró–, denunció a De Pablos por este contenido y pidió la pena de multa de 14 meses, con una cuota diaria de 300 euros, y una indemnización de 60.000 euros.

“La noticia aportada por el libro tiene una base de veracidad o credibilidad, ya que la demostración de la verdad no ha de ser de la realidad incontrovertible, plena y exacta”, dice la sentencia. “Y si lo es errónea en parte”, añade, la responsable no es De Pablos sino Gila Boza, que es quien lo cuenta. “No puede ser autora de unos hechos pues se ha limitado a redactarlos conforme le han sido memorizados oralmente por otro”, sostiene el juez. Además, considera que De Pablos actuó de buena fe porque, lejos de difamar, trata tanto a Gila como a Borrego como víctimas. Y concluye: “Las causas seguidas contra [ambos] corresponden a otra etapa histórica, donde seguramente no se respetarían los derechos de defensa”.