Archivo de Público
Jueves, 22 de Diciembre de 2011

El 'Gordo' de la Lotería no paga impuestos, pese a la creencia popular

Es una renta que se declara exenta en el IRPF. Sí declaran los intereses que genera el premio

EUROPA PRESS ·22/12/2011 - 08:49h

EFE/Juan Carlos Hidalgo - Los premios de la Lotería no pagan impuestos.

El premio de 'Gordo' de la Lotería Navidad, pese a algunas creencias extendidas, está exento de pagar impuestos y tampoco es cierto, como otros creen, que los premios del sorteo sólo estén libres de tributos durante el primer año. Así lo ha explicado el secretario general de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo. No obstante, esto no quiere decir que los premiados no tengan que pagar más impuestos que antes de que les tocara el premio.

"Aunque se obtiene una renta, ésta se declara exenta en el IRPF y si fuera una sociedad cuyos administradores hubieran comprado a nombre de esa sociedad una participación, si el premio entra en la cuenta de la sociedad, tampoco tributaría en el impuesto de sociedades", según explica Mollinedo.

Esto es así no sólo en el caso de la Lotería de Navidad sino también para todos los premios de las loterías y apuestas organizadas por Loterías y Apuestas del Estado y por las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y por la Organización Nacional de Ciegos, según la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

No obstante, tal y como explica Mollinedo, esto no significa que las personas que reciban un premio importante vayan a seguir pagando los mismos impuestos que antes. "En la obtención se declara que no tributa, pero una vez que ya lo ha obtenido, habitualmente ese dinero se suele depositar en una cuenta o se suele obtener alguna rentabilidad de ese dinero y eso ya sí está sujeto al impuesto", señala Mollinedo.

Los intereses que se generan con el premio sí pagan impuestos

Es decir, en el caso de que uno de los premiados deposite en una cuenta bancaria el dinero del premio, los intereses que genere ese capital estarán sujetos al IRPF. "Son los intereses que se generan los que no están exentos", subraya. Estos intereses, a diferencia de lo que ocurre con los premios que se obtienen en los concursos de la televisión o en cualquier otra rifa, tributan a la tarifa de la renta del ahorro.

Esa es la gran ventaja de los premios de la Lotería en comparación con los premios que se pueden recibir en un concurso de la televisión, que al no estar exentos, desde un primer momento tributan al tipo general, por lo que, "si es un premio importante, de por ejemplo 300.000 euros, va a ir al tipo marginal máximo, en torno a un 40% del premio que han obtenido".

Antiguamente, esto provocaba que en algunos casos, afortunados que se habían alzado vencedores en concursos de la televisión, y que ganaban, por ejemplo, un coche, lo malvendían para pagar deudas y, entre el valor que había perdido el coche al venderlo rápido y lo que Hacienda les reclamaba, que podía ser la mitad del premio, podían quedarse sin ninguna ganancia. "Lo comido por lo servido", según recuerda Mollinedo.

Los premios de los concursos de televisión tributan al tipo general desde un primer momento

Actualmente, para evitar esto, las empresas grandes, como las cadenas de televisión, hacen una retención en el origen e informan a las personas agraciadas de que el premio está sujeto a impuestos, de manera que los ganadores ya saben con qué parte del premio que les toque se van a quedar. "De esa manera has pagado una parte del premio y no te llevas la sorpresa de que te falta una gran parte por pagar", indica.

En cuanto a los premios pequeños como los que se reparten en rifas de pueblo o asociaciones, en teoría tampoco están exentos y deberían tributar, pero en la práctica "no los declara nadie y tampoco se persigue porque no tiene entidad", según reconoce el secretario general de los Técnicos del Ministerio de Hacienda.