Archivo de Público
Jueves, 22 de Diciembre de 2011

Zardari vuelve a Islamabad, donde el Supremo espera para tomarle declaración

EFE ·22/12/2011 - 06:17h

EFE - El presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, regresó anoche a Islamabad, donde puso pie por primera vez tras su hospitalización en Dubái y el Tribunal Supremo espera su declaración por un escándalo de deslealtad con el Ejército. EFE/Archivo

El presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, regresó anoche a Islamabad, donde puso pie por primera vez tras su hospitalización en Dubái y el Tribunal Supremo espera su declaración por un escándalo de deslealtad con el Ejército.

Según fuentes del gobernante Partido Popular (PPP) citadas por el canal privado "Dawn", Zardari llegó a la capital procedente de la ciudad meridional de Karachi, en la que ha pasado los tres últimos días tras volver a Pakistán desde el emirato el pasado domingo.

Zardari tiene previsto entrevistarse en las próximas horas con una delegación de alto nivel de China, principal aliado de Pakistán en la región, y con la cúpula de su formación, de acuerdo con las mismas fuentes.

El jefe de Estado paquistaní tomó la decisión de regresar a Islamabad durante una reunión mantenida ayer con el primer ministro del país asiático, Yusuf Razá Guilani, y el líder de un partido regionalista aliado al Gobierno, el ANP, Asfandyar Wali.

La repentina marcha de Zardari a Dubái, donde pasó casi dos semanas tras un supuesto infarto, se vio envuelta por especulaciones acerca de si el Ejército, que ha ostentado el poder durante más de la mitad de la historia de Pakistán, planeaba un golpe de estado.

A Zardari le aguardan ahora en Islamabad importantes citas, como las audiencias en el Tribunal Supremo por un escándalo que fuentes cercanas al PPP consultadas por Efe sitúan en el origen del estrés que ha deteriorado la salud de Zardari.

El Supremo está analizando una supuesta petición secreta al Pentágono para que interviniera en caso de un intento de golpe militar tras la muerte, en mayo, de Osama Bin Laden en una operación unilateral de EEUU en territorio paquistaní.

Uno de los confidentes de Zardari, el embajador en Washington, Husain Haqqani -supuesto autor material del mensaje-, tuvo que dimitir ante la presión de las Fuerzas Armadas.