Archivo de Público
Jueves, 22 de Diciembre de 2011

Los firmantes del manifiesto piden un debate de ideas y no de caras

Los socialistas celebran la primera reunión de trabajo en un hotel de Madrid con la presencia de Carme Chacón

CAROLINA MARTÍN ·22/12/2011 - 03:25h

El colectivo Mucho PSOE por hacer, en su primera reunión de trabajo, ayer, con Chacón y Narbona, en el centro, en el hotel Husa Princesa de Madrid. GUILLERMO SANZ

"Este debate que hemos iniciado no es todavía un debate sobre liderazgo", subrayó ayer la exministra de Medio Ambiente y firmante del manifiesto Mucho PSOE por hacer, Cristina Narbona, en un intento más por desvincular la iniciativa con la posible candidatura de Carme Chacón a liderar el partido. La ministra de Defensa, que cesa hoy en el cargo, lo corroboró al llegar a la primera reunión de coordinación del grupo, señalando que es "un miembro más". Sin embargo, los focos siguen estando puestos en ella, en su siguiente paso y en las adhesiones que pueda generar.

Narbona y el alcalde de Soria, Carlos Martínez, que ejercieron de portavoces del colectivo que pide un "cambio de rumbo" del PSOE, se afanaron en hablar del debate que quieren provocar entre los militantes y del proyecto político que refleja el manifiesto, una mezcla de autocrítica y de presentación de alternativas. Ambos abandonaron la reunión unos minutos para informar a los periodistas de los objetivos que persigue este colectivo.

Chacón sostiene que es "un miembro más" del colectivo que pide un cambio de rumbo

La exministra de Medio Ambiente señaló como primer reto "el rearme ideológico" del PSOE y, como segundo, el necesario "cambio en profundidad del funcionamiento" de la formación. Dada la colaboración que mantenía con el equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba trabajó en la redacción de la ponencia marco del PSOE para el 20-N, Narbona presentó el manifiesto como "un reflejo" del esfuerzo de "renovación" que comenzó el partido en la Conferencia Política de septiembre y que se plasmó en el programa electoral. Sostuvo incluso que Rubalcaba podría suscribirlo "como cualquier otro militante".

Por su parte, Martínez hizo hincapié en que quieren demostrar que han "entendido el mensaje" de los ciudadanos en las urnas y que es el momento de "tener un debate serio y sosegado". Con la finalidad de organizar el trabajo, se celebró ayer esta reunión de "planificación". Se trata, explicó el regidor soriano, de "hacer llegar el mensaje" a las agrupaciones. Y que estas participen y aporten ideas, que sirvan de contribución al 38º Congreso Federal, que se celebrará en febrero en Sevilla.

Durante las tres horas y media que estuvieron reunidos en un hotel madrileño, "que alquilaron y pagaron a escote", según destacó uno de los asistentes, los dirigentes socialistas prepararon el "calendario de trabajo". Es decir, cómo van a presentar el documento por las agrupaciones. "El manifiesto tiene que continuar en foros de debates con simpatizantes y militantes", resaltó Narbona.

"El manifiesto tiene que continuar en foros de debate", afirma Narbona

Más adhesiones

Los portavoces coincidieron en que el partido no debe desapro-vechar la ocasión para acercarse a la ciudadanía. Según Narbona, el PSOE tiene que ser "un ejemplo de democracia". Expresión que se traduce, tal y como detalló, en hablar sobre "las formas de elegir a los líderes", cómo debe ser la "rendición de cuentas" internas, la necesidad de transparencia o la creación de mecanismos para implicar más a los militantes. Una de las vías que estudian los promotores para llevar las ideas del manifiesto al Congreso Federal es a través de una enmienda a la ponencia marco.

Aunque el objetivo, subrayan los promotores, "no es sumar firmas" sino ideas, lo cierto es que estas aumentan día a día. Así, pocas horas después de que se diera a conocer en la web el pasado martes, la exministra de Vivienda Beatriz Corredor manifestó su apoyo al documento. "Creo que el enfoque de lo que debe hacer es el correcto", afirmó a través de Twitter. Este canal también fue empleado por los diputados Félix Lavilla (Soria) y Herick Campos (Alicante).

Los promotores estudian llevar sus ideas al Congreso Federal vía enmienda

Uno de los portavoces de la corriente Izquierda Socialista (IS), José Antonio Pérez Tapias, manifestó "tener sintonía" con el contenido del manifiesto. Cabe recordar que durante el último Comité Federal de los socialistas, esta corriente fue la única que se mostró contraria a que Rubalcaba presentase su candidatura a liderar el PSOE.

Los apoyos, además, empiezan a dibujar una división territorial en algunas federaciones socialistas. Mientras en Euskadi, el expresidente del Senado Javier Rojo que se fue a la mitad de reuniónha suscrito el manifiesto, el lehendakari, Patxi López, evitó pronunciarse sobre el grupo Mucho PSOE por hacer con un lacónico "no voy a valorar manifiestos. Hoy no toca". López es uno de los barones socialistas que apoyó sin ambages a Rubalcaba como candidato a la Presidencia. El exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, hoy diputado, optó por una fórmula intermedia, dando la bienvenida al documento y animando a los socialistas a que sacasen otros. "Es bueno para estimular la reflexión crítica", escribió en Twitter.

En Galicia, donde se vislumbra la lucha por la secretaría general que ocupa Pachi Vázquez, el diputado del PSdeG José Manuel Lage celebró el manifiesto. En su opinión, "es un buen punto de partida". En esto coincide con Francisco Caamaño, uno de los firmantes e impulsores del documento, que también es presidente del PSOE provincial de A Coruña. Desde algunos sectores se le ve como un posible sustituto de Vázquez.

Con las elecciones andaluzas de fondo y la soterrada pugna entre José Antonio Griñán y Manuel Chaves, los socialistas van tomando posiciones. La portavoz del Gobierno de la Junta, Mar Moreno, se situó ayer en el lado de la renovación. "Vienen muy bien las reflexiones y los vientos de cambio", señaló respecto al manifiesto.