Archivo de Público
Miércoles, 21 de Diciembre de 2011

Un cura se niega a permitir que un gay sea padrino en un bautizo

El hombre está casado con otro hombre, algo que contraviene las leyes eclesiásticas

PÚBLICO.ES/EFE ·21/12/2011 - 18:48h

Fotografía del campanario de la iglesia de Bélmez de la Moraleda.

El párroco de la localidad jiennense de Huelma, Manuel García, ha negado a un hombre ser padrino de bautismo de una niña por estar casado con otro hombre, y ha asegurado que eso contraviene las leyes eclesiásticas.

El hombre afectado ha dicho que no entiende que el párroco le negase apadrinar a la niña de seis meses, sobre todo porque toda su vida ha formado parte del grupo de catequistas, de cofradías y de Cáritas, según publica el Diario Jaén.

El párroco ha declinado hacer declaraciones y se ha remitido al Obispado, que ha recordado que la normativa eclesial, reflejada en el canon 874 del Código de Derecho Canónico, da orientaciones claras sobre los requisitos que deben tener los padrinos de bautismo.

Entre otras, señala que el padrino "sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir".

La doctrina es clara sobre su postura hacia los homosexuales. Pese a que dice respetar plenamente la dignidad de la persona gay, no exime de pecado a sus "actos", considerándolos "estrictamente inmorales y contrarios a la ley natural".

Asimismo, desde el Obispado aseguran que han querido "aclarar este tema para evitar los juicios que se han realizado sobre una supuesta discriminación en la actuación del párroco a la vez que reitera la necesidad de cumplir la normativa eclesial universal".