Archivo de Público
Miércoles, 21 de Diciembre de 2011

La indiferencia reina en la plaza Tahrir en la segunda vuelta de los comicios

EFE ·21/12/2011 - 08:25h

EFE - Una mujer egipcia vota hoy en un colegio electoral de Giza, El Cairo, Egipto.

Los manifestantes concentrados en la plaza Tahrir, situada en el centro de El Cairo, se mostraron desinteresados por el proceso de las elecciones legislativas que se reanudaron hoy en Egipto.

Más de un centenar de activistas participan en una sentada en la plaza, símbolo de la revolución egipcia, y esta mañana se hallaban enfrascados en debates sobre la viabilidad de los comicios mientras el país está gobernado por una junta militar.

Estos manifestantes son la punta de lanza de aquellos egipcios que son críticos con la gestión de los gobernantes castrenses.

Entre los activistas se encuentra Emad Ragab, de unos 30 años, que aseveró a Efe: "Rechazamos categóricamente estas elecciones que se desarrollan bajo el poder de un consejo militar ilegítimo".

Ragab insistió en que la protesta continuará hasta que se cumplan todas las reivindicaciones de la revolución egipcia que consisten, entre varias demandas, en el establecimiento de un Gobierno civil que goce de todas las competencias para dirigir la etapa de transición política.

Ragab, con aspecto desaseado y barba de varios días, se encontraba en la única tienda de campaña levantada en la plaza Tahrir, con los colores de la bandera egipcia, rojo, blanco y negro.

Un compañero de Ragab, Ahmed Mahmud, aseguró a Efe que los comicios que organizan los militares son "una pérdida de tiempo y un intento para desorientar al pueblo".

En las paredes de los edificios de la plaza hay dibujadas las caras de algunos manifestantes que murieron en los últimos choques con las fuerzas del orden, además de escrituras de grafiti que piden la marcha del Consejo Superior de las Fuerzas Armadas y llaman al boicot de las elecciones.

"Boicotead las elecciones del deshonor" es una de las frases escritas en rojo en una de las paredes, junto a un dibujo del rostro del famoso jeque islamista Emad Efat, que murió por un disparo en el corazón la noche del viernes pasado mientras participaba en las protestas que estallaron ese día en el centro de El Cairo.

Según fuentes oficiales, al menos catorce personas han muerto y casi un millar han resultado heridas durante los enfrentamientos en las inmediaciones de la sede del Consejo de Ministros y del Parlamento, próximos a Tahrir.

Sin embargo, uno responsable médico del hospital de campaña en la mezquita de Omar Makram, junto a Tahrir, informó hoy a Efe de que el saldo de víctimas mortales en estos sucesos es mayor al anunciado por el Gobierno

El médico, que pidió el anonimato, señaló que los muertos son entre quince y veinte, y que los heridos han rebasado los mil.

Centenares de curiosos se congregaban hoy en torno a los muros erigidos por las autoridades en las calles Sheij Rihan y Qasr al Aini para aislar los edificios gubernamentales, mientras que unos quince jóvenes voluntarios estaban apostados junto a la Academia de Ciencias para proteger el edificio que ardió el pasado fin de semana.

Egipto celebra hoy la segunda vuelta de la etapa intermedia de las elecciones legislativas para elegir la Asamblea del Pueblo o Cámara Baja del Parlamento en una jornada a la que están llamados a votar 18 millones de ciudadanos en nueve provincias, una de ellas Giza, que cubre los barrios cairotas de la orilla oeste del Nilo.

Por Mohamed Siali.