Archivo de Público
Miércoles, 21 de Diciembre de 2011

Un jurado popular declara culpable al asesino de Ivana

El acusado mató a su expareja sentimental con 82 puñaladas

ANNA FLOTATS ·21/12/2011 - 13:11h

Un grupo de mujeres, todas ellas vestidas de negro en homenaje a las víctimas de violencia de género, a las puertas de la Audiencia Provincial de Madrid. EFE

Los nueve miembros de un jurado popular, reunidos en la Audiencia Provincial de Madrid desde el martes para deliberar su veredicto, consideraron ayer probado que Sergio G.M. mató a Ivana S.F., de 37 años, en la localidad madrileña de Brunete el 21 de enero de 2010. En el juicio, celebrado desde el pasado día 13, el fiscal elevó su solicitud de pena de 20 a 22 años y medio de prisión para el acusado por un delito de asesinato con el agravante de parentesco.

El representante del Ministerio Público sostuvo que cuando el procesado cometió el crimen "tuvo pleno uso de sus facultades mentales" y recordó que, a pesar de padecer un trastorno mental, los psiquiatras afirman que puede distinguir entre el bien y el mal y controlar sus actos. La abogada de la acusación, que representa a los padres de Ivana, se adhirió a la petición de la Fiscalía, mientras que la letrada de las dos hijas menores de edad que Ivana tuvo con su exmarido mantuvo una petición de 20 años de prisión.

El abogado de la acusación popular, que representa a la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, Nicanor Herrera, incrementó hasta los 25 años la solicitud de pena por los agravantes de parentesco y superioridad. La defensa, en cambio, sostuvo que Sergio cometió un delito de homicidio con los atenuantes del trastorno mental y la drogadicción que padece, por lo que solicitó que cumpla cinco años en un centro psiquiátrico.

De acuerdo con las conclusiones del Ministerio Público, la muerte de Ivana se produjo después de que su exnovio acudiera a su casa, la atacara con un arma blanca hasta darle 82 puñaladas, 21 de las cuales fueron mortales, como la última de ellas, dirigida al corazón, según los forenses. La mujer había decidido días antes dejar la relación que tenía con el acusado.