Archivo de Público
Miércoles, 21 de Diciembre de 2011

Caamaño dice que tenemos un problema y las derrotas electorales no se pueden acallar

EFE ·21/12/2011 - 09:34h

EFE - Los firmantes del documento "Mucho PSOE por hacer", entre los que figuran los ministros del Gobierno saliente Carme Chacón y Francisco Caamaño, se reúnen esta tarde en un hotel madrileño para analizar los siguientes pasos tras la publicación del citado manifiesto. EFE/Archivo

El dirigente del PSOE y hasta ahora ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha subrayado hoy que el PSOE tiene "un problema" y "las derrotas electorales no se pueden acallar", lo que explica, ha dicho, el manifiesto "Mucho PSOE", que no va contra nadie y sí es un documento de "autocrítica".

En una entrevista en la Cadena SER, Caamaño, que es uno de los dirigentes socialistas firmantes de este documento que pretende abrir un debate tras la derrota del 20N y propone un nuevo proyecto socialista, ha asegurado que el manifiesto es "la reflexión" de un partido que no sólo ha perdido poder en el Gobierno de la nación sino también en ayuntamientos y comunidades.

"Tenemos un problema" ha reconocido Caamaño, al tiempo que ha dicho que "para ser creíbles entre los ciudadanos tenemos que ser creíbles entre nosotros mismos", y aquí es donde comienza la autocrítica.

Caamaño ha precisado que el Gobierno de Rodríguez Zapatero no acertó a la hora de identificar el inicio de la crisis ni tampoco en el modelo progresista de economía pública "o en una defensa cívica de lo público, armada ideológicamente".

El dirigente socialista ha comentado que cuando los firmantes del manifiesto hablan de errores se refiere en especial a "errores en el rearme ideológico y la comunicación".

A la pregunta de si el manifiesto es una plataforma para el lanzamiento de la candidatura de Carme Chacón, Caamaño ha considerado injusta esta interpretación y ha dicho que el documento se ha fraguado a través de Internet y del debate que muchos socialistas ha tenido en las agrupaciones y con las bases.

Caamaño ha afirmado que del futuro Congreso saldrá "un líder de futuro" con un proyecto ilusionante para España para los próximos tres o cuatro años.