Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

Rotundo éxito del Tesoro en la última subasta del año

El BCE abre mañana la primera línea de liquidez a tres años de su historia

PILAR BLÁZQUEZ ·20/12/2011 - 23:00h

FERNANDO SÁNCHEZ - Sede de la Bolsa de Mercados y Valores de Madrid.-

Pocos hubieran apostado hace apenas un mes por que el Tesoro español iba a terminar el año con tan buen sabor de boca.

Este martes, en la que fue su última cita para financiarse en los mercados, dio una sorpresa mayúscula. El apetito por las letras a tres y seis meses se disparó como no se había visto en todo el año. Las peticiones superaron los 18.400 millones de euros y el Tesoro aprovechó la euforia para colocar 5.639 millones, frente a los 4.500 que tenía como máximo fijado. Esta es la tercera vez este año que el Tesoro se beneficia de las buenas condiciones del mercado para captar dinero por encima de las necesidades previstas y en prevención de futuras tensiones en los mercados.

El apetito por los títulos españoles favoreció una espectacular bajada de rentabilidad. En las letras a tres meses, el tipo de interés quedó fijado en el 1,88%, frente al 5,22% que el Estado había tenido que pagar en la anterior emisión de similares características celebrada el pasado 22 de noviembre. En las letras a seis meses, a pesar de haber tenido una demanda mayor, la reducción del tipo no fue tan aguda, aunque también fue muy significativa, del 5,33% pagado en noviembre, pasó al 2,53%.

"Comprar deuda española a tres y seis meses cobrando un plus es un chollo. Ahora, no da tiempo a quebrar un país en medio año, por lo que el riesgo es nulo. Habrá que ver si, cuando llegue a subasta de bonos a diez años, hay tanta euforia", advierten fuentes del mercado de renta fija.

Lo que parece fuera de toda duda es que, por ahora, la gran banca europea ha elegido la deuda pública española para sacar rentabilidad a las líneas de liquidez abiertas por el Banco Central Euro-peo. Eso es lo que ha permitido una fuerte caída de la prima de riesgo, hoy cerró en 311 puntos básicos y una rentabilidad del 5% (el nivel más bajo desde el 10 de noviembre). "Para ver como evoluciona la confianza en España, deberíamos comenzar a seguir el diferencial de la deuda con Italia que está ahora en el nivel más bajo de la historia", advierte Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets. Este martes, la prima de riesgo italiana llegó a 465 puntos básicos.

La nueva política de inyección masiva de liquidez tiene mañana una de sus citas más importantes. Por primera vez en la historia de la institución, el BCE celebra una subasta de liquidez ilimitada a tres años. Según una encuesta realizada por la agencia Reuters, se espera que la demanda ronde los 250.000 millones de euros para que sea considerada un éxito.

Los analistas están esperando que los bancos dediquen parte de ese dinero para la comprar los bonos que no puede comprar directamente el BCE, aunque también se espera que se traslade a créditos para la economía real.

El buen dato de la encuesta de confianza del Instituto IFO alemán y del de construcción de viviendas en Estados Unidos animaron aún más las compras y ayudaron a que los inversores hicieran caso omiso a otra ola de amenazas y bajadas de ratings a países y bancos europeos. Moody's amenazó a todos los países europeos y Fitch (al cierre del mercado europeo) recortó la nota al banco italiano Unicredit y amenazó con rebajarsela a siete bancos italianos y a ocho españoles.

En Bolsa, el Ibex 35 ganó un 2,44%, aunque el mercado más alcista fue el alemán que subió un 3,11%. WallStreet cerró con ganancias superiores al 2,7%.