Archivo de Público
Miércoles, 21 de Diciembre de 2011

Pekín avala al bisoño Kim Jong-un como nuevo dictador norcoreano

China afirma que el sucesor veinteañero de Kim Jong-il "es un gran líder" que "ha contribuido mucho al socialismo"

JAVIER CASTAÑEDA ·21/12/2011 - 02:12h

ANDY WONG (AP) - Un camión militar norcoreano circula por la frontera norte del país, al otro lado de la ciudad china de Dandong, ayer.-

El Gobierno de Pekín se apresuró hoy a dar su espaldarazo al bisoño Kim Jong-un como nuevo dictador de Corea del Norte tras la muerte de su padre, empleando casi idénticos términos a los que usó el día anterior para referirse al fallecido Kim Jong-il: "Es un gran líder y un buen amigo del pueblo chino, que ha contribuido mucho en el desarrollo del socialismo", afirmó el portavoz de Exteriores chino, Liu Weimin, refiriéndose al hijo veinteañero que fue nombrado vicepresidente del Comité Central Militar para convertirlo en "Gran Sucesor" de la dinastía.

Al imprescindible aval de China se sumaron las informaciones que llegan a Seúl procedentes del hermético vecino del Norte, donde los principales medios de comunicación ya han empezado a calificar al nuevo líder de "respetable", lo que según expertos norteamericanos guarda un estrecho paralelismo con el calificativo de "admirable", que en 1994 otorgaron al hoy difunto Kim Jong-il para mostrarle su apoyo en la sucesión del Querido Líder y fundador de la república, Kim Il-sung. También los militares veteranos de la vieja guardia han comparecido en televisión para refrendar el traspaso de poderes.

En Corea del Sur se cree que los militares apoyarán al nuevo líder del vecino Norte

Resta saber si pese a gozar del apoyo mediático y militar, podría tener lugar una revuelta civil interna contra la línea continuista en el poder. Lo que sí parece claro es que la incertidumbre planea sobre la reunión que estaba prevista entre EEUU y Corea del Norte para el próximo día 22 en Pekín.

Washington ha descartado incrementar su presencia militar en la zona, ya que no ha detectado ninguna maniobra extraña del Ejército norcoreano.

Aun así, el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, canceló su agenda para convocar una reunión de urgencia del Gobierno. El presidente de EEUU, Barack Obama, quien llamó el lunes a Lee para asegurarle su apoyo, telefoneó hoy al primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, también para tranquilizarle.

EEUU descarta un refuerzo de tropas, pero Obama llama al premier' de Japón

El Kospi, el índice bursátil coreano, que el día anterior se tambaleó tras la noticia, cerró hoy la sesión con una subida del 0,91%. Y es que, según los analistas y el propio viceministro de Finanzas, se cree que la sucesión tendrá consecuencias mínimas en el parqué y que el impacto económico futuro será muy limitado.

Tras la conmoción que sacudió el lunes al país, la capital amaneció hoy en la más absoluta normalidad. La noticia de la desaparición de Kim Jong-il saltó a la hora del almuerzo y desvió de su ruta habitual a miles de surcoreanos en busca de las pantallas de TV que informaban en directo.

Los departamentos de electrónica de algunos de los principales centros comerciales de la capital se vieron abarrotados de personas que se agolpaban para ver las imágenes que llegaban desde el país vecino. El tema se convirtió instantáneamente en trending topic de Twitter, que en cuestión de minutos echaba humo. Dada la excelente cobertura de los dispositivos móviles de uno de los países mejor conectados del planeta, resultaba frecuente ver tanto en el autobús como en el metro a infinidad de personas que seguían atónitas la retransmisión del mensaje de la televisión norcoreana, a través de sus smart-phones o tabletas.

En la calle no se hablaba de otra cosa y hubo muchas personas que volvieron al trabajo, del que se habían ido al finalizar la jornada, para poder comentar la noticia con sus compañeros. Todos mostraban la inquietud que causa tener tan cerca a un vecino que en diversas ocasiones ha logrado poner en jaque la seguridad mundial y se preguntaban: ¿conseguirá Kim Jong-un tanto el apoyo de los militares como del pueblo? ¿Seguirá la línea hermética de su padre o aprovechará una ocasión tan propicia para iniciar un proceso de apertura que conduzca a la reunificación? Aunque no lo verbalizasen, también estaba en la mente de todos el temor de que el nuevo y joven líder puede iniciar su mandato con algún ataque balístico como demostración de fuerza.

"Alerta 24 horas"

En Seúl se sabe que Kim Jong-un no es el sucesor idóneo, tanto por su juventud como por su falta de experiencia, a pesar de haberse formado en el extranjero, pero todo el mundo da por hecho que su figura será refrendada como nuevo líder del país. Por los militares, porque para ellos es la única forma de mantener su estatus y continuar con los privilegios adquiridos hasta ahora. Por parte de los países vecinos y otras fuerzas internacionales, porque nadie desea conflictos durante la transición. E incluso para la propia población norcoreana, lo que menos sentido tendría sería una insurrección popular, puesto que si la hubiera, los efectivos militares la aplastarían fácilmente.

Pese a que el Gobierno de Corea del Sur y las entidades financieras del país han activado la llamada "alerta 24 horas", ante las acciones hostiles que pudiera desencadenar el régimen de Pyongyang, entre los ciudadanos la sensación es de relativa tranquilidad. Y hasta los empleados de las empresas surcoreanas instaladas en el Complejo Industrial de Gaesong, en Corea del Norte, han acudido al trabajo con total normalidad.