Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

La Junta Militar de Egipto castigará los abusos contra los manifestantes

Expresa su "profundo pesar" por las agresiones a mujeres y se muestra a favor de analizar propuestas para estabilizar el país

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·20/12/2011 - 19:59h

La Junta Militar de Egipto ha expresado su "profundo pesar" por las agresiones que sufrieron varias mujeres en las últimas protestas en el centro de El Cairo y se ha mostrado a favor de analizar propuestas que devuelvan la estabilidad al país.

La institución ascendió al poder de manera "temporal" cuando cayó Hosni Mubarak. Desde entonces, su popularidad ha ido descendiendo debido a la dura represión que han ejercido contra los manifestantes.

En un comunicado recogido por la agencia estatal de noticias Mena, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha señalado que castigará a los responsables de estas violaciones, tras el efecto mediático que causaron las imágenes que muestran la agresión de una manifestante egipcia por parte de miembros del ejército.

Sin embargo, esta mañana han continuado los enfrentamientos entre los opositores y las fuerzas militares, en un nuevo intento de desalojo de la plaza Tahir que se ha saldado con al menos cuatro muertos.

Ayer, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Navi Pillay, advirtió a los miembros de la Junta Militar de Egipto de que corrían el riesgo de ser encausados por complicidad en crímenes graves si no ponían freno de inmediato a la represión en El Cairo. Pillay se mostró especialmente conmocionada por lo que calificó como una "política deliberada de atacar a mujeres" en las protestas y exigió que la vilencia empleada contra ellas no quedase sin castigo.

Las protestas se han saldado con al menos 16 muertos desde el viernes

Miles de personas se han concentrado en las calles del centro de la capital egipcia para protestar contra la violencia ejercida contra las mujeres durante los disturbios, que comenzaron el pasado viernes y han dejado al menos 16 muertos. 

Según han indicado algunos medios egipcios, en la marcha que ha sido secundada por entre 1.500 y 2.000 personas según las estimaciones de la CNN, las fuerzas de seguridad han respondido, una vez más, con porras y gases lacrimógenos. Antes, los manifestantes han coreado consignas para reivindicar un Gobierno civil que sustituya al Ejército.