Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

Los observadores árabes empezarán su misión en Siria el próximo jueves

EFE ·20/12/2011 - 13:35h

EFE - El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, da una rueda de prensa en la sede del organismo en El Cairo (Egipto) para informar sobre la firma del protocolo propuesto por la Liga Árabe para el envio de observadores a Siria.

El primer grupo de observadores árabes llegará el próximo jueves a Damasco después de que Siria firmara ayer el protocolo que permite el trabajo de esa misión, informó hoy a Efe una fuente de la Liga Árabe.

La delegación, con la que viajará el asistente de la Secretaría General de la Liga Árabe, el egipcio Saif Al Yazal, incluirá doce juristas y expertos en asuntos de seguridad de distintos países árabes, precisó la fuente.

A ese primer grupo seguirán otros que incluirán a activistas y organizaciones de derechos humanos.

La fuente apuntó que esas misiones comprobarán si las autoridades sirias respetan la hoja de ruta árabe para solucionar la crisis en este país que estipula, entre otras cosas, el cese de la violencia, la protección de los civiles y la retirada de elementos armados de las poblaciones.

Precisó también que los observadores enviarán sus conclusiones al grupo de contacto de la Liga Árabe sobre Siria y si se comprueba que las autoridades de ese estado violan el contenido de dicha hoja de ruta se convocará una reunión urgente de los ministros de Exteriores árabes para adoptar medidas contra el régimen de Damasco.

Entretanto, en una reunión extraordinaria, los delegados permanentes de la Liga Árabe acordaron hoy en El Cairo designar al general sudanés Ahmed Mustafa al Dabi como presidente de la misión de observadores.

En declaraciones a la prensa, el subsecretario general de la Liga Árabe, Ahmed ben Helli, explicó que Al Dabi trabajó como coordinador entre el Gobierno sudanés y la fuerza mixta de la ONU y la Unión Africana (UNAMID) en Darfur, región en conflicto en el oeste de Sudán.

Tras numerosos ultimátums, Siria suscribió ayer en El Cairo el protocolo propuesto por el organismo panárabe para el envío de observadores a su territorio.

Unas 5.000 personas han muerto por la represión en Siria, entre ellas más de 300 menores, desde el inicio de las protestas antigubernamentales a mediados de marzo pasado, según los últimos datos de la ONU.