Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

Los países del golfo Pérsico exigen a Siria que detenga la represión

EFE ·20/12/2011 - 13:35h

EFE - El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, da una rueda de prensa en la sede del organismo en El Cairo (Egipto) para informar sobre la firma del protocolo propuesto por la Liga Árabe para el envio de observadores a Siria.

Las monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) exigieron hoy a Siria que cese la violencia y retire las tropas de las ciudades del país, explicó el ministro de Exteriores saudí, príncipe Saud al Faisal.

En una rueda de prensa al término de la cumbre de jefes de estado del CCG en Riad, Al Faisal expresó su interés en que Damasco cumpla con la iniciativa de la Liga Árabe, que estipula el fin de la violencia, después de haber aceptado ayer el envío de observadores árabes a su territorio.

"Lo más importante que ha pedido la Liga Árabe es el cese inmediato de la violencia, la retirada de la maquinaria de destrucción y la liberación de presos", destacó el príncipe saudí, que agregó que Siria tendrá que aplicar estos puntos hasta cumplir con la iniciativa árabe completa "si tiene una intención veraz" de hacerlo.

Ayer, Siria firmó un documento propuesto por la Liga Árabe que permite el envío de una delegación de observadores al país encargada de proteger a los civiles y comprobar sobre el terreno la aplicación de la iniciativa árabe para solucionar la crisis que desde marzo ha dejado más de 5.000 muertos, según cifras de la ONU.

Ese plan, aceptado en principio por el régimen sirio el pasado 2 de noviembre, contempla el fin de la violencia, la retirada de las tropas de las ciudades, la protección de los civiles y el envío de 500 observadores internacionales, entre otros puntos que todavía no se han puesto en marcha.

El ministro de Exteriores saudí insistió en que Siria debe firmar el plan árabe después de haber aceptado finalmente el protocolo de observadores.

Durante la cumbre, los dirigentes de los países del Golfo acordaron dar ayudas a Yemen para que salga de su crisis después de que el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, suscribiera el pasado 23 de noviembre un plan propuesto por el CCG que estipulaba el traspaso de poder y la celebración de elecciones presidenciales.

Respecto a la posible adhesión de Marruecos y Jordania al CCG (compuesto por Arabia Saudí, Omán, Catar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin), el secretario general de esta rica alianza petrolera, Abdelatif al Ziani, se limitó a informar del acuerdo para crear un fondo de desarrollo para respaldar los proyectos en estos dos países.

Por otra parte, Al Ziani señaló que "Irak debe determinar rápidamente su política con los otros países de la región tras la salida de las tropas estadounidenses del país la semana pasada".