Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

Usuarias de autobronceantes tienden a exponerse menos al sol

Reuters ·20/12/2011 - 17:43h

Por Genevra Pittman

Un estudio de Georgia halló que las usuarias de lociones y geles autobronceantes tienden a reducir la exposición al sol y el uso de camas solares.

Para los autores, los resultados (cerca del 40 por ciento de las mujeres encuestadas habían disminuido la exposición al sol) significan que esos productos podrían ser una herramienta para convencer a las mujeres de reducir la exposición a la radiación ultravioleta (UV), que está asociada con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel.

"Mi mensaje es que el color natural de la piel es lo que le tocó a cada uno. Pero si el deseo de estar bronceado es tan grande, es mejor obtenerlo de una botella", dijo la doctora Suephy Chen, dermatóloga de la Facultad de Medicina de Emory University, Atlanta, y coautora del estudio.

"Obtener un bronceado de una botella es muy seguro, no así hacerlo de camas solares o la exposición directa al sol", agregó.

Chen comentó que todavía existe controversia entre los médicos sobre si deben o no recomendar el uso de un producto bronceante o si el mensaje debería limitarse a que lo mejor es el color natural de la piel.

Pero años de advertencias sobre el riesgo de desarrollar cánceres de piel con otros medios de bronceado no llegaron hasta las nuevas generaciones.

El Instituto Nacional del Cáncer estima que en Estados Unidos se registraron en el 2010 más de 1 millones de nuevos casos de tumores no melanoma y menos de 1.000 muertes. Se espera que en el 2011 se notifiquen unos 70.000 nuevos casos de melanoma y cerca de 9000 muertes.

REDUCIR LA EXPOSICION A LOS RAYOS UV

Los nuevos resultados surgen de una encuesta a 415 mujeres, de entre 18 y 71 años, que vivían en el campus de Emory University y sus alrededores. La mayoría tenía menos de 26 años y se las contactó en los gimnasios, los comedores y las fraternidades del campus.

La mitad dijo que en el último año había utilizado lociones, geles o sprays autobronceantes y por lo menos el 70 por ciento tomaba sol. Un cuarto de las encuestadas dijo que había utilizado una cama solar recientemente.

Mientras que las usuarias de los productos autobronceantes eran más propensas a utilizar otros tipos de exposiciones para broncearse, el 40 por ciento dijo que había disminuido intencionalmente la exposición al sol o el uso de camas solares por el uso de los productos.

Las participantes que habían usado productos autobronceantes por lo menos cinco veces en el último año eran las que más habían disminuido otras conductas de bronceado.

Los principales motivos para elegir el bronceado sin sol fueron su seguridad y la prevención de las arrugas, según escribe el equipo de Chen en Archives of Dermatology.

El doctor Daniel Sheehan, dermatólogo de Georgia Health Sciences University, Augusta, consideró que algunos dermatólogos considerarían que sugerir el uso de productos autobronceantes sería un "mensaje confuso".

Sheehan, que no participó del estudio, dijo que "lo mejor sería alentar la búsqueda de un bronceado seguro, en lugar del bronceado con rayos UV".

"UN REEMPLAZO SALUDABLE"

Según Chen, los productos autobronceantes podrían causarles prurito a las personas con piel sensible, pero que en general son seguros.

Sheehan tampoco conocía problemas graves de seguridad de los productos. "Eso no significa necesariamente que no vayamos a encontrar algo, pero estos productos existen desde hace años", indicó a Reuters Health.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos aprobó el ingrediente principal de los productos autobronceantes para utilizarlo en cremas y lociones, pero no en los sprays que se utilizan en los salones de bronceado, donde pueden causar problemas visuales y respiratorios.

Una loción autobronceante cuesta unos 10 dólares. Un bronceado con los sprays que se aplican en los salones cuesta alrededor de 25 dólares, dijo Sherry Pagoto, experta en medicina de la conducta de la Facultad de Medicina de University of Massachusetts, Worcester. Esos bronceados duran hasta una semana.

Pagoto, que tampoco participó del estudio, comentó que los bronceadores sin sol suelen ser un paso intermedio entre la exposición al sol o el uso de camas solares y el abandono del bronceado. "Son una buena alternativa" a las opciones más riesgosas, aseguró.

"Para algunas conductas nocivas para la salud, como fumar o comer excesivamente, no tenemos muchos reemplazos saludables", dijo Pagoto. "Para el bronceado sí lo tenemos", agregó. (FUENTE: Archives of Dermatology, online 19 de diciembre del 2011)