Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

Rajoy tranquiliza a CiU y PNV y dice que no quitará competencias a las Comunidades

EFE ·20/12/2011 - 10:53h

EFE - El líder del PP, Mariano Rajoy, durante una de sus intervenciones esta mañana en el pleno del Congreso de los Diputados que hoy aprobará su investidura como presidente del Gobierno.

El líder del PP y próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido tranquilizar hoy a CiU y PNV y ha asegurado que no tiene intención alguna de "quitar" competencias a las comunidades autónomas.

Rajoy ha hecho estas manifestaciones en el debate de investidura que hoy concluye en el Congreso y en respuesta a los temores que tanto el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ayer, y el del PNV, Josu Erkoreka, esta mañana, hayan mostrado su preocupación por una posible política recentralizadora del nuevo Gobierno.

De hecho, en su intervención en el debate Erkoreka ha afirmado que muchas de las medidas que Rajoy ha anunciado "encierran una grave potencialidad vulneradora" de las competencias autonómicas y ha expresado su temor de que el nuevo Ejecutivo haga "tabla rasa" del estado autonómico.

Erkoreka, que no ha aclarado el sentido del voto de su partido en la investidura, ha citado algunas propuestas de Rajoy que pueden invadir competencias, como las medidas de estabilidad presupuestaria, las reformas administrativas, la sanidad, la educación, la justicia, la unidad de mercado o las televisiones públicas.

En opinión de Erkoreka, el líder del PP habla de "una España, una y única", cuando los resultados de las urnas en País Vasco y Cataluña reflejan la diversidad política del Estado.

Sin embargo, Rajoy ha querido tranquilizarle al afirmar que cree en el estado autonómico, que ha dado "magníficos" resultados, y que reconoce los hechos diferenciales de algunas comunidades.

"Estoy a favor de la Constitución española, que reconoce la autonomía de regiones y nacionalidades, a favor de los estatutos de autonomía en vigor y no tengo intención de quitar competencias a nadie", ha subrayado el líder del PP.

Rajoy ha dejado clara su voluntad de eliminar duplicidades y ha ofrecido diálogo -"no un decreto", ha aclarado-, a los grupos políticos y a las CCAA para afrontar una reforma de la administración que permita reducir las trabas para la inversión pública y privada.

Durante su intervención, el diputado vasco también ha sido claro y ha dicho que el interés de su partido se centra fundamentalmente en la defensa, promoción y desarrollo del autogobierno vasco, "santo y seña" del PNV.

A la vez, ha advertido a Rajoy de que la mayoría absoluta es "muy traicionera" y no suele ser "una buena consejera" cuando hay que "plantar cara" a los retos del país.

Por ello, le ha aconsejado no aplicar el rodillo que ya ejerció José María Aznar en su segundo mandato, de recuerdo "pavoroso", y tener en cuenta la pluralidad que han ratificado las urnas en comunidades como el País Vasco o Cataluña, excepciones en la "piel de toro pintada de azul" que resultó del 20N.

Según Erkoreka, sería "muy arriesgado" que el Gobierno caminara "a solas" en esos territorios porque "sería un triste manera de vencer sin convencer".

En materia económica, Erkoreka ha compartido la tesis del PSOE de que los recortes por sí solos no son suficientes para garantizar el crecimiento económico y la creación de empleo.

Por ello, ha expresado sus recelos de que Rajoy, al igual que Nicolás Sarkozy y Angela Merkel, se incline sólo por la línea de ajustes. "Ofrecen palo sin zanahoria", ha resaltado.

Aunque el PNV no ha dado su apoyo expreso a la investidura de Rajoy, éste ha tendido la mano a los nacionalistas vascos para llegar a acuerdos en asuntos de interés para Euskadi, como la política industrial o la innovación.

Convencido de que las unen más cosas que les separan, el próximo presidente del Gobierno cree que "hay mucho territorio para trabajar juntos en defensa del interés general".