Archivo de Público
Martes, 20 de Diciembre de 2011

El Tesoro coloca más deuda de la prevista y a la mitad de interés

Adjudica letras a tres y seis meses por 5.639 millones de euros y logra pasar de una rentabilidad de más del 5% de hace un mes a un 1,88% y un 2,535, respectivamente. La demanda ha triplicado la oferta

EFE ·20/12/2011 - 11:02h

FERNANDO SÁNCHEZ - Sede del Banco de España en Madrid.

El Tesoro Público ha colocado este martes en la última subasta del año 5.639 millones de euros en letras a tres y seis meses con un significativo descenso de la rentabilidad al tiempo que, por segunda vez este mes, ha superado el objetivo de la emisión, que oscilaba entre 3.500 y 4.500 millones de euros.

España ha adjudicado 3.717 millones de euros en letras a tres meses con un interés marginal del 1,88%, casi la tercera parte del 5,22% aplicado en la anterior subasta, con lo que la rentabilidad de las letras a tres meses se sitúa en su nivel más bajo desde septiembre.

En cuanto a las letras a seis meses, se han colocado 1.922 millones de euros al 2,53%, menos de la mitad del 5,328% de la subasta precedente, la rentabilidad más baja desde agosto.

El pasado jueves 15 de diciembre el Tesoro colocó más de 6.000 millones de euros en obligaciones con distintos vencimientos, casi el doble del objetivo máximo que se había marcado, que era de 3.500 millones, con intereses marginales que oscilaron entre el 4 % y el 5 %, muy por debajo del 7 % que tuvo que aplicar con anterioridad.

La demanda ha triplicado lo finalmente adjudicado

Por lo que respecta a la demanda de las entidades, ha rozado los 18.500 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura -proporción entre la demanda y el importe adjudicado- ha sido de 3,2 veces.

En la anterior subasta de letras a tres y seis meses, celebrada el 22 de noviembre, el Tesoro tuvo que pagar más del 5% por ambas denominaciones, lo que para las letras a tres meses supuso la mayor rentabilidad desde 1993 -no hubo letras a este plazo entre los años 1994 y 2002-, y para las letras a seis meses, el más alto desde 1997.

El efecto de la emisión era inmediato tanto en el mercado de deuda soberana española como en el de renta variable.

La prima de riesgo y la Bolsa reaccionan positivamente tras la subasta

Así, la prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se reducía hasta 317 puntos básicos, doce menos que en la apertura de la sesión, con el rendimiento del bono español en el 5,1 %.

La distancia que separa la prima de riesgo de España de la de Italia, que se ha ensanchado en los últimos días, se ahondaba ahora hasta superar los 150 puntos básicos, ya que el riesgo país de Italia era de 471 puntos básicos.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, por su parte, experimentaba un fuerte repunte inmediatamente después de la emisión y, tras comenzar la sesión casi completamente plano subía a esta hora más del 1 %.