Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

Siria permitirá la visita de los observadores

La oposición cree que es una "maniobra" y critica a la Liga Árabe

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·19/12/2011 - 20:58h

REUTERS - Protesta cerca de Damasco contra la represión que sufren niños sirios.-

Siria y la Liga Árabe rubricaron hoy en El Cairo el protocolo que la comunidad internacional ha tratado de imponer a Damasco para permitir la entrada de observadores extranjeros en Siria, un documento que en la práctica abre el camino para una mayor injerencia exterior en la crisis que sacude al país, que desde marzo ha costado la vida a más de 5.000 personas, según la ONU.

El titular de Exteriores, Walid al Muallem, señaló en Damasco que el protocolo dará a los observadores un mandato limitado de un mes, que podrá extenderse otro mes si ambas partes lo acuerdan. El ministro añadió que Siria no teme una internacionalización del conflicto más allá de las sanciones económicas impuestas contra el régimen en los últimos meses, descartando una intervención militar de Occidente.

Millares de personas se congregaron en la plaza de las Siete Fuentes para rechazar la "injerencia extranjera" y expresar su adhesión a un régimen que cada día está más debilitado, tanto en el interior como en el exterior, tanto política como militarmente, mientras que se habla abiertamente de guerra civil. Las protestas continuaron un día más en la capital y en otras ciudades, con un balance de al menos 14 muertos, incluidos varios soldados regulares, según activistas contrarios al régimen, mientras la oposición en el exilio calificó de "maniobra" la aceptación de observadores por parte de Damasco y criticó la actuación de la Liga Árabe.

Las sanciones continuarán

Muallem manifestó que los observadores tendrán "libertad" para moverse por el interior del país, respondiendo así a una demanda de la Liga Árabe, aunque lo harán "bajo la protección del Gobierno sirio" y no podrán visitar las instalaciones militares consideradas sensibles.

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, dijo que la aceptación de observadores no implicará el levantamiento automático de las sanciones impuestas a Siria el mes pasado, ya que una decisión así corresponde exclusivamente al conjunto de los ministros árabes. Y, ahora mismo, no se sabe cuándo volverán a reunirse.

Arabi adelantó que esta misma semana se desplazará a Damasco una delegación de expertos que establecerá las condiciones en las que viajarán los observadores para verificar una retirada de las Fuerzas de Seguridad de las localidades donde se han desplegado. El secretario general sugirió además que los observadores actuarán como mediadores entre la oposición y el régimen para introducir reformas políticas.