Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

El PSC culmina su renovación con una Ejecutiva unitaria

Navarro integra a todas las familias. Chacón celebra que el partido siga unido al PSOE. Los barones socialistas de Andalucía y Extremadura celebran el desenlace del congreso catalán

 

ALBERT MARTÍN VIDAL ·19/12/2011 - 01:57h

Pere Navarro saluda al auditorio ante los aplausos de la nueva Ejecutiva nacional del PSC, elegida ayer en Barcelona. José Colón

En el cierre del 12º Congreso del PSC, los militantes entonaron La Internacional en castellano y Els Segadors. El instante de mayor carga simbólica, el de la proclamación de los nuevos integrantes de la Ejecutiva, llegó acompañado de los acordes de Mediterráneo, de Joan Manuel Serrat.

La selección musical fue previsible, como el desenlace del cónclave de los socialistas catalanes que debe guiarles a través de su travesía del desierto. Todos los candidatos habían proclamado que eran partidarios de una lista de integración y la tuvieron. En plena madrugada del domingo, el flamante primer secretario y heredero de la antigua dirección, Pere Navarro, anunciaba la lista definitiva, con la presencia de sus oponentes, Àngel Ros y Joan Ignasi Elena. La dirección se veía así completada con los principales rivales que se ha encontrado la actual dirección. A ellos se añadirá Miquel Iceta, cuarto en discordia.

El congreso aprobó ayer sin votos en contra una Ejecutiva que sitúa en puestos clave a los alcaldes de mayor peso. Además de Navarro (Terrassa), estarán Antonio Balmón (Cornellà), Núria Marín (L'Hospitalet), Núria Parlon (Santa Coloma de Gramenet), Josep Fèlix Ballesteros (Tarragona) y Ros (Lleida).

El núcleo duro del poder son Navarro, Balmon, el portavoz de los diputados del PSC en el Congreso, Daniel Fernández, y el alcalde de Granollers, Josep Mayoral. Ellos confeccionaron la Ejecutiva y tomaron la decisión de prescindir de dos exconsellers catalanistas y críticos como Ernest Maragall y Montserrat Tura. A ellos se une Antoni Castells, baja por propia voluntad, con lo que el sector más catalanista del partido lo representan ahora los derrotados Elena y Ros.

Satisfacción en el PSOE

El congreso del PSC ha acordado que sus diputados en el Congreso puedan votar de forma diferente a los del PSOE en temas que afecten a Cata-lunya y en los que no haya acuerdo. Aún así, y en línea con la derrota del sector más catalanista, esta decisión cierra la puerta a la constitución de un grupo propio del PSC, lo que habría lastrado las aspiraciones de Carme Chacón de convertirse en la secretaria general del PSOE. La aún ministra de Defensa elogió ayer la "renovación en profundidad" del partido y defendió su unidad con el PSOE en el Congreso: "La suma es la fuerza".

La satisfacción por la victoria del sector con perfil menos catalanista era ayer evidente en las filas de una parte importante del PSOE. "El planteamiento de Pere Navarro me parece muy bien, porque es más lo que nos une que lo que nos separa. Tener una visión global de país es lo que nos puede hacer ganar otra vez", señaló el barón extremeño, Guilermo Fernández Vara. "Que ganara Na-varro es lo que mejor que nos podía ocurrir", apostilló.

El resultado del congreso del PSC también agrada a José Antonio Griñán, presidente de Andalucía: "Me gusta el proyecto de Pere Navarro y espero que pronto podamos reunir su dirección y la del PSOE-A para abordar proyectos de futuro".

Chacón podrá llegar al próximo congreso del PSOE pidiendo que se asuman allí algunos planteamientos puestos en práctica en el PSC, como la asunción de un nuevo liderazgo sin que ello conlleve rupturas entre sectores. Además, el congreso catalán ha hecho avances en materia de democracia interna, como las votaciones secretas, la asunción de un choque de candidaturas a la primera secretaría o la elección del futuro candidato a la presidencia de la Generalitat en primarias abiertas a la ciudadanía.