Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

Centella pide al PCE que huya de sectarismos y busque la "apertura"

El partido celebra sus 90 años de vida con "orgullo" por su pasado y sintiéndose útil hoy para la lucha

JUANMA ROMERO ·19/12/2011 - 00:30h

MÓNICA PATXOT - José Luis Centella, en primer plano, y el poeta comunista Marcos Ana, ayer domingo durante el acto de celebración de los 90 años del PCE, en la Casa del Reloj del Matadero de Madrid.

Mirar al pasado era ayer más que nunca inevitable. A fin de cuentas, el PCE celebraba los 90 años transcurridos desde su fundación, el 14 de noviembre de 1921. Que se dice pronto. Nueve décadas que los comunistas deben digerir “con orgullo”, “sin acomplejarse”, sí. Pero hasta ahí. “Llegamos aquí mirando al futuro”, previno el secretario general, José Luis Centella, centrado como nunca en presentar las credenciales de un PCE como instrumento de “lucha” útil hoy: “Cuando nos preguntan si este partido es antiguo o anticuado, lo que repetimos es que lo que es anticuado es el capitalismo. Este partido es moderno, por eso plantea un mundo nuevo, donde la gente pueda vivir en paz”. Pero también lo reivindicó como una formación que se ha sacudido su gran estigma, el dogmatismo. De hecho, urgió a los suyos a imbuirse de “responsabilidad” y “no ser sectarios”. “Hay que situarse en la senda de la unidad, de ser capaz de no ver a otras fuerzas de izquierdas como enemigas”, sino como socios. Con fronteras, claro: "Quien haga políticas de derechas no será nuestro aliado". Iba por el PSOE, obviamente.

El recipiente de ensayo para practicar la convergencia se llama Izquierda Unida, en la que el PCE, pasada la era de Gaspar Llamazares, se siente “cómodo”, porque es su “casa”. Centella, vistos los buenos resultados del 20-N, en los que la federación se coaligó con otros 12 partidos, aconsejó “apertura, más que nunca”, para construir la alternativa al capitalismo “con mucha más gente”, "con gente que no tiene partido pero sí quiere un programa anticapitalista, federal y republicano".

El líder llama a la unidad en torno a una IU "plural y colectiva", en la que el PCE no se diluya

Aunque con límites, sin que el PCE se diluya, advirtió: “Queremos una IU fuerte, plural, colectiva, donde todo el mundo se sienta a gusto. No pedimos privilegios, pero tampoco vamos a soportar que nos pongan en la última fila. Queremos ser unitarios al máximo. Es el reto del partido”. De este poderoso desafío, de la voluntad de que se "rompan los muros" de las sedes del PCE, se hablará y discutirá mucho en la siguiente conferencia política –la primera desde 2008–, que se celebrará en junio de 2012. 

Centella refrendó su compromiso de un PCE tranquilo, alejado de estridencias, tal y como prometió cuando fue investido secretario general, allá por 2009. Un discurso más conciliador pero, que en el fondo,  es heredero de la línea política emprendida por su antecesor, Francisco Frutos. Este incluso reconoció su legado en un mensaje grabado y proyectado en vídeo: "A partir de 2000 [de la VI Asamblea Federal de IU, la que ganó Llamazares], pacientemente, desarrollamos el trabajo para recuperar el funcionamiento democrático. El PCE puede estar satisfecho de que IU sea de nuevo un proyecto interesante, no una contribución o una ayuda a la izquierda posible, sino un proyecto de la izquierda alternativa". Trabajo que culminó con el ascenso de Cayo Lara a la cúspide de la federación.

Desde Lara hasta Marcos Ana y Concha Carretero

Dos horas para recorrer la apretada historia del PCE. Dos horas con el potente aroma de los símbolos y del peso de la historia. Nada escapaba a ello, desde la bandera republicana que presidía el acto en la Casa del Reloj de Madrid –fue la entregada por los brigadistas internacionales– hasta el adorno floral –13 rosas rojas–. Y los invitados, también: el histórico poeta Marcos Ana, la luchadora nonagenaria Concha Carretero, los exdirigentes Francisco Frutos y Felipe Alcaraz. Hasta Cayo Lara se acercó hacia el final del aniversario, al que acudieron cerca de 500 personas

El partido repasa su historia con vídeos y palabras y limitando al máximo el recuerdo de Carrillo

La historia fue cosida a través de la presentación de José María Alfaya, de las intervenciones de los dirigentes de hoy (Centella, Gloria Aguilar), de la poesía de Marcos Ana, de la reivindicación de las letras militantes de la escritora Marta Sanz (el "poder revolucionario de la palabra" frente al fast-food cultura de la derecha y la izquierda), del cante de Manuel Gerena y Juan Pinilla, de la rememoración de canciones de la guerra como ¡Ay, Carmela!. Y sobre, todo, de la imagen del pasado. Cinco vídeos que recogían la fundación del PCE, sus líderes históricos, el legado de Pasionaria y Pepe Díaz –secretario general de 1932 a 1942– la lucha antifranquista, la Guerra Civil, la política de reconciliación nacional, el nacimiento de Comisiones Obreras, el liderazgo de Julio Anguita... Vídeos ya colgados, por cierto, en el canal de YouTube del PCE

Al máximo se procuró limitar el recuerdo de Santiago Carrillo, secretario general durante 22 años (1960-1982). De hecho, cuando su imagen apareció por vez primera, y referida al asesinato de los abogados laboralistas de Atocha, el público bufó. Y, a la inversa, aplaudió, cuando un Frutos enlatado subrayaba que también Carrillo quiso "enterrar" el PCE. Prueba de que las heridas, aun pasados 26 años de su marcha del partido, todavía sangran. Lo reconocía un miembro de la ejecutiva sin rodeos: "No lo ocultamos, porque está ahí y es nuestro pasado, no hacemos como hizo Llamazares con Anguita, pero tampoco podemos olvidar el enorme daño que nos hizo". 

-Vídeo 1: orígenes del PCE

-Vídeo 2: entre la guerra y la unidad

-Vídeo 3: implicación del PCE en movimientos políticos y sociales

-Vídeo 4: responsables y desarrollos políticos actuales

-Vídeo 5: secretarios generales del PCE

Noticias Relacionadas