Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

Las claves más usadas de 2011 son las peores

Los usuarios creen que las contraseñas '123456' y 'qwerty' son seguras, pero son evidentes

B. S. ·19/12/2011 - 09:50h

Hay secuencias que un año tras otro se cuelan en las listas de las contraseñas más utilizadas del año. Los usuarios las escogen porque les resultan sencillas de recordar pero, en realidad, están dando facilidades para que les sean robadas por delincuentes informáticos. La empresa SplashData ha elaborado una lista con las 25 peores y más comunes contraseñas de 2011. La primera es el término password (contraseña en inglés), seguida de 123456, 12345678, qwerty y abc123. Las claves, extraídas a partir de los archivos que se hacen públicos en internet con millones de contraseñas robadas, según la empresa, trata de ser un aviso a los usuarios para que opten por medidas de seguridad más fuertes, que no sean fáciles de adivinar. "Los delincuentes pueden entrar en muchas cuentas con tan sólo introducir en varias ocasiones las contraseñas comunes", advierte el presidente de SplashData, Morgan Slain.

Preferir un robo fácil

Las claves mencionadas no cumplen con los estándares mínimos de seguridad que recomiendan los expertos. A pesar de que los ciberdelincuentes disponen de herramientas más sofisticadas para crackear las contraseñas como la captación de las pulsaciones de teclado tienden a preferir un blanco fácil, explican desde esta empresa.

Los expertos recomiendan en primer lugar crear claves alfanuméricas de ocho caracteres o más, introduciendo espacios en blanco, símbolos o mezclando mayúsculas y minúsculas. También aconsejan no utilizar la misma clave para diferentes servicios online.

El usuario que sea víctima de un engaño en una red social, por ejemplo, e introduzca su nombre de usuario y contraseña en una web falsa creada para el robo, puede acabar desvelando las claves de su correo electrónico o incluso sus claves bancarias. No utilizar palabras reales o información personal (como los nombres de familiares y mascotas, cumpleaños o lugares de nacimiento) completan las recomendaciones.

Aunque pueda parecer sorprendente, no es la primera vez que estas contraseñas se cuelan entre las más utilizadas del año. Password y 123456 aparecen siempre en los primeros puestos, junto a qwerty y monkey (mono, en inglés) que, inexplicablemente, emerge también en todas las listas (en la de SplashData aparece como la sexta más común).