Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

Una crítica a la manipulación totalitaria

Parafraseando el inicio del 'Manifiesto comunista' empieza el alegato de Havel contra la sinrazón del Gobierno que regía su país

MARÍA JOSÉ VIEJO* ·19/12/2011 - 02:29h

Havel, como candidato presidencial, saluda a sus seguidores desde un balcón en Praga el 19 de diciembre de 1989. REUTERS

"Un espectro atemoriza a la Europa oriental: en Occidente lo llaman disidencia". Así, parafraseando el inicio del Manifiesto comunista, empieza el alegato de Havel contra la sinrazón del Gobierno que regía su país.

Corría el año 1979 cuando apareció publicado El poder de los sin poder, es decir, apenas dos años después de la constitución del movimiento Carta 77. Y será ese concepto, el de disidencia, el que sirva de hilo conductor a la crítica teórica y política con que Havel apunta a la línea de flotación del sistema comunista, desmontando sus principios fundacionales y sus siempre vigilantes instrumentos de manipulación.

La "oposición" está condenada de antemano, pero su fuerza es ingobernable porque en ellos reside algo que escapa a cualquier forma de opresión: "El interés por el otro", por la mayoría social que sufre, por los que no se hacen sentir. Havel, una vez más, estaba en lo cierto.

 *La editora analiza 'El poder de los sin poder', libro de Václav Havel publicado en 1979 y que 'Público' distribuirá el próximo 8 de enero.