Archivo de Público
Lunes, 19 de Diciembre de 2011

Facebook acuerda hacer 'más verdes' sus centros de datos

La red social pacta con Greenpeace abandonar el uso de energía procedente del carbón

B. S. ·19/12/2011 - 06:50h

Centro de Luleå.

Destruir al enemigo desde dentro. Eso es lo que debieron pensar los miembros de Greenpeace cuando lanzaron una campaña en Facebook hace dos años para presionar a la red social y que cambiase el modelo energético de sus centros de datos. Y lo han conseguido. Facebook ha llegado a un acuerdo con Greenpeace por el que se compromete a adoptar una nueva política de ubicación para sus próximos centros, que dan servicio a más de 800 millones de usuarios. Se trata de que la red utilice las energías renovables como fuente primaria. "Greenpeace y Facebook trabajarán juntos para alentar a los principales productores de energía a que abandonen el uso del carbón y en su lugar inviertan en renovables", afirma la codirectora del Programa Internacional de Clima y Energía de Greenpeace, Tzeporah Berman, en un comunicado.

La ONG ha atacado a Face-book en varias ocasiones por utilizar electricidad proveniente del carbón para alimentar sus macrogranjas de servidores. La maniobra en la red social consiguió 700.000 apoyos y se convirtió en la página con mayor número de comentarios en 24 horas, lo que ha propiciado el compromiso hecho público ahora.

El año pasado, Facebook abrió un centro de datos en Prineville, Oregon, que ahorraba energía aprovechando la temperatura de las noches frías del desierto y sus inviernos. Esto no evitó que los ecologistas protestasen argumentando que la red social utilizaba una compañía que genera la mayor parte de su electricidad del carbón.

El último centro de datos que Facebook ha anunciado comenzará a funcionar en marzo de 2013 y se ubicará en Luleå (Suecia), una población ubicada a cien kilómetros del Círculo Polar Ártico. El objetivo es que utilice el frío para reducir los recursos energéticos de los que hace uso y aprovecharse de la electricidad generada por el río Lule. Los centros de datos operados por servicios online suponen más del 2% de la electricidad de EEUU.