Archivo de Público
Domingo, 18 de Diciembre de 2011

La huelga de pilotos de Iberia obliga a cancelar 115 vuelos

El sindicato Sepla protesta hoy y el día 29 por la creación de la nueva filial de bajo coste de la compañía

SUSANA R. ARENES ·18/12/2011 - 08:10h

Colas de reclamación en Barajas por la huelga de celo de los pilotos de Iberia en noviembre de 2009. gabriel pecot

Un total de 115 rutas aéreas de Iberia están hoy canceladas como consecuencia de la huelga que ha convocado el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla). Se calcula que esta decisión afecta a unos 120.000 pasajeros, aunque la compañía asegura que ha acoplado en vuelos alternativos al 80% de los clientes afectados. Para ello, Iberia ha cerrado acuerdos con otras 27 aerolíneas. También mantiene un convenio con Renfe y con la compañía de autobuses Alsa, para ofrecer transporte alternativo si fuera necesario. Además, la compañía ha reservado más de 9.000 habitaciones en varios hoteles cercanos al aeropuerto madrileño de Barajas.

Ibera asegura que reembolsará el coste del billete a los clientes cuyo vuelo ha sido cancelado que ya no desean viajar o que rechazan la alternativa que se les ha ofrecido. La compañía ha habilitado el número de teléfono 902100988 para agilizar las consultas derivadas de la huelga. Su página web también informará del estado de los vuelos que se mantienen.

Las cancelaciones afectan al 32% de las rutas programadas

Los servicios mínimos imponen que, más o menos, un máximo del 50% de los vuelos de Iberia pueden ser cancelados durante los dos días de huelga, según la resolución que adoptó el Ministerio de Fomento del lunes pasado. En la primera jornada, hoy, las cancelaciones afectan al 32% de las rutas programadas, según los últimos datos de la compañía.

Están garantizados los vuelos a Canarias, Balears, Ceuta y Melilla, además de los habituales entre islas. Tampoco se verán afectados los vuelos de Iberia que operan Air Nostrum y Vueling. La huelga afectará al 50% de los vuelos nacionales de más de 500 kilómetros y los internacionales de menos de seis horas. Para los trayectos más largos están garantizados al menos un servicio de ida y otro de vuelta.

Los pilotos llevaban en torno a dos meses amenazando con la huelga. Al final, la convocaron el pasado 7 de diciembre. Y, según el sindicato de los pilotos, escogieron el 18 y el 29 de diciembre como fechas menos perjudiciales para el pasajero y con la idea de "no interferir" en la llegada del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, cuya investidura es el próximo miércoles, día 21.

La compañía asegura que ha acoplado al 80% de afectados en vuelos alternativos

Más de 400 puestos en juego

La raíz del conflicto se centra en que Iberia va a crear una filial con vuelos de bajo precio, Iberia Express. El Sepla se opone porque temen que quite carga de trabajo al colectivo y que esto luego se traduzca en un recorte de puestos de trabajo. El sindicato calcula que la nueva aerolínea Iberia Express puede destruir más de 400 puestos de piloto en la empresa matriz, Iberia.

Los pilotos han ligado la creación de la filial a la negociación del convenio colectivo, que caducó hace dos años. El convenio, que sigue vigente porque se prorrogó, fuerza a Iberia a negociar y obtener el visto bueno de los pilotos para la puesta en marcha de Iberia Express. Pero la compañía que preside Antonio Vázquez no está dispuesta, ni de lejos, a dar marcha atrás al alumbramiento de su filial, que anunció en octubre y que está previsto empiece a operar en abril. Aunque el Sepla asegura que se podría adelantar su puesta en marcha a marzo.

Iberia Express nacerá para tratar de amortiguar la dura competencia de la compañía irlandesa de bajo coste Ryanair, que hace unos meses arrebató a Iberia el puesto de primera compañía por pasajeros en los aeropuertos españoles. Las negociaciones del convenio siguen paradas. El Sepla e Iberia se acusan mutuamente de haberlas roto.

La de hoy es la vigésima huelga que convocan los pilotos de Iberia desde 1979. El enfrentamiento más grave fue en 1984, cuando tras una huelga indefinida hubo diez despidos.