Archivo de Público
Sábado, 17 de Diciembre de 2011

Los impagos de las autonomías hacen que la deuda parezca estancada

El peso del endeudamiento sobre PIB se mantiene en el 66% en el tercer trimestre. Es la primera vez que no aumenta desde que estalló la crisis

 

ANA FLORES ·17/12/2011 - 12:00h

Publico - Deuda de Ayuntamientos y CCAA.

Las administraciones públicas españolas tenían una deuda, a finales de septiembre, de 706.340 millones de euros, según informó ayer el Banco de España. Para saldarla habría que entregar a los acreedores el 66% de lo que produce el país en un año (PIB). Ese porcentaje salta de largo el límite impuesto en el Tratado de Maastricht (60%), algo que Alemania lleva haciendo desde 2002 y que en su caso alcanza ya al 83,2% de su PIB. Pero esto es España y Europa le manda tijera. Lo que en las calles son manifestaciones de personal de la Administración Pública, obras de hospitales paralizadas o inversión reducida ha logrado que el peso de la deuda sobre PIB deje de crecer un trimestre por primera vez desde 2008, el año en que estalló la crisis. Los recortes no son el único motivo.

"Las cifras que aporta el Banco de España no expresan en su totalidad el estado de las finanzas públicas", recuerda Ángel Laborda, director de Coyuntura y Estadística de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). El Gobierno central prohibió incrementar su endeudamiento a las autonomías que incumpliesen los límites fijados de déficit (gasto por encima de los ingresos anuales) y que no presentasen un plan de ajuste que convenciese al Ministerio de Economía.

La deuda autonómica crece, pero un 19,25% menos que en 2010

"Lo que deben las administraciones públicas a los proveedores, como las facturas pendientes de farmacia o los sueldos de funcionarios, no se incluyen. Si se les hubiera permitido emitir deuda y hubiesen pagado a los proveedores, la cifra sería mayor", añade Laborda.

En términos absolutos y con los datos del Banco de España, el endeudamiento aumentó en 3.500 millones entre julio y septiembre. Pero como la economía aún crece algo, la proporción se mantiene en el 66% del PIB. Unos 2.500 millones son endeudamiento añadido por la Administración central en el trimestre y 1.952 millones por las autonomías. Los ayuntamientos redujeron deuda lo suficiente como para compensar el incremento autonómico. Esto es especialmente relevante en el caso de las grandes ciudades que, salvo la excepción de Madrid, redujeron su deuda.

Las autonomías, a las que los mercados pusieron bajo la lupa este año, siguen endeudándose, aunque menos. En los tres primeros trimestres, la deuda autonómica creció 16.946 millones, frente a los 20.986 millones del mismo periodo de 2010, un 19,25% menos. El saldo pendiente alcanza ya 135.151 millones de euros, el 12,6% del PIB frente al 11,2% de finales del pasado ejercicio.

El PP saca la tijera con más dureza en Castilla-La Mancha que en el resto

Con los datos facilitados ayer por el Banco de España, que incluyen los títulos de deuda emitidos y los préstamos solicitados a entidades financieras por las autonomías, todas incrementaron su endeudamiento en el trimestre y también en lo que va de año.

Tijera en Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha, la región que el Partido Popular parece haber escogido como ejemplo de lo que viene desde que María Dolores de Cospedal se hizo con las riendas, logró limitar el incremento de las deudas en el tercer trimestre al 2,64%, un crecimiento que se eleva al 24,54% interanual. La comunidad castellanomanchega debe el equivalente al 18,3% de su PIB.

Otras CCAA gobernadas por el PP no han sido tan drásticas. El País Valenciá, la comunidad más endeudada con un 19,9% de su PIB, incrementó su deuda un 6,67% en el trimestre, alcanzando un aumento del 16,72% en los últimos 12 meses. Murcia, una de las autonomías que disparó su déficit en 2010 muy por encima del límite fijado y que sitúa su deuda sobre PIB en el 10%, aumentó lo que debe un 15,84% en el tercer trimestre y un 48,9% interanual. Galicia se endeudó un 12,1% más en el trimestre y Castilla León, un 14,41%.

Tampoco es cuestión del cambio de Gobierno. En Extremadura, donde el PP ha sustituido al PSOE con el apoyo de Izquierda Unida, la deuda creció en el trimestre un 10,77% y aumenta ya un 50,45% en 12 meses.

Asturias, que ha pasado a estar gobernada por el expopular Francisco Álvarez Cascos incrementó su endeudamiento un 13,16% en el tercer trimestre, lo que eleva el interanual al 49,41%.

Tampoco Andalucía, el feudo que mantienen los socialistas, dejó de incrementar su endeudamiento. Cuando el gasto no puede cubrirse con ingresos no queda otra. La deuda andaluza creció en el tercer trimestre un 5,36% (18% interanual) y supone el 9,5% de su PIB.

Pero quien más crece de forma interanual es Cantabria, cuya deuda ha aumentado un 75,33% en 12 meses hasta alcanzar el 9,7% de su PIB y un 10,64% en el tercer trimestre del año.

En el otro extremo está Aragón, que sólo incrementó su endeudamiento un 0,75% en el trimestre, aunque en el interanual el crecimiento se eleva al 27,54%.