Jueves, 4 de Octubre de 2007

El Congreso de Ecuador se niega a disolverse

Si se confirman los primeros resultados de las elecciones del domingo, la Asamblea Constituyente ordenaría la disolución de las Cortes

PÚBLICO.ES ·04/10/2007 - 19:19h

El presidente de Ecuador, Rafael Correa. /EFE

Ni siquiera se conocen todavía los resultados de las votaciones para la Asamblea Constituyente del pasado domingo y, por lo tanto, tampoco se sabe si este órgano ordenará la disolución del actual Congreso de Ecuador. Sin embargo, las Cortes de este país han decidido curarse en salud y pasar al ataque: han anunciado una denuncia internacional al presidente Correa.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en varias ocasiones en que pedirá a la futura Asamblea que disuelva el poder legislativo por "corrupto e incompetente". Para los diputados, esto es un intento de "quebrantar al régimen democrático".

El Congreso de Ecuador está dominado por la oposición a Correa. El presidente, por su parte, se siente fortalecido después de que la mayoría de sus compatriotas- según los primeros sondeos- hayan votado a su partido en las elecciones a la asamblea que redactará una nueva Carta Magna para Ecuador.

"Respeto" a la Constitución vigente

Ante el temor de que se cumplan los sondeos y Correa domine la Asamblea, el Congreso actual ha resuelto "denunciar ante los organismos internacionales competentes los permanentes anuncios de quebrantar el régimen democrático formulados por el señor presidente y los futuros asambleístas", indica la declaración aprobada por los legisladores.

Asimismo, el Legislativo reclamó a los miembros de la Asamblea el "respeto irrestricto a la Constitución vigente, al Estado" y a las normas con las que fue aprobada la Constituyente que redactará la vigésima Carta Política de Ecuador.

El resultado de las votaciones se conocerán el 22 de octubre. Antes, el 11 de este mismo mes, se divulgará un primer consolidado oficial.


Noticias Relacionadas