Archivo de Público
Viernes, 16 de Diciembre de 2011

Encendido el abeto navideño de más de 30 metros de la plaza de San Pedro

EFE ·16/12/2011 - 19:52h

EFE - Imagen de un abeto de 30,5 metros de alto, 5,6 metros de diámetro y casi 5.000 kilos de peso colocado en la plaza de San Pedro y cuya iluminación ha sido encendida oficialmente.

El Vaticano encendió hoy el abeto de 30,5 metros de alto, 5,6 metros de diámetro y casi 5.000 kilos de peso colocado en la plaza de San Pedro, regalo de la región ucraniana de Transcarpacia, que adornará el recinto vaticano durante la Navidad junto al portal de Belén.

Al encendido acudieron el arzobispo Giovanni Bertello, gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, y una delegación del Gobierno ucraniano encabezada por el viceprimer ministro, Borís Kolésnikov; el arzobispo mayor de Kiev-Halyc (católicos de rito oriental), Sviatolav Schevchuk; el arzobispo de Leópoli de los Latinos, Mieczyslaw Mokrzycki y el eparca (obispo) de Mukachevo, Milan Sasik.

También asistieron Dionisio Lachovicz, encargado de los ucranianos de rito bizantino (católicos de rito oriental) en Italia y España, y el arzobispo de Poltava en representación de la Iglesia ortodoxa ucraniana dependiente de Moscú.

La iluminación fue activada durante una ceremonia en la que actuaron grupos folclóricos ucranianos y bandas que interpretaron música de ese país y a la que asistieron varios miles de personas.

Antes de la inauguración, Benedicto XVI recibió en audiencia al viceprimer ministro de Ucrania y a los miembros de las iglesias católicas ucraniana de rito oriental y latino y al representante ortodoxo, a los que dijo que el abeto simboliza el nacimiento de Cristo porque "sus ramas siempre verdes recuerdan el perdurar de la vida".

El papa subrayó que este árbol es también señal de la religiosidad de Ucrania.

"Auspicio que esta raíces puedan soldar cada vez más vuestra unidad nacional, favoreciendo la promoción de los valores humanos", dijo el pontífice.

El árbol y el portal de Belén "pertenecen al patrimonio espiritual de las comunidades cristianas, que debemos conservar en la sociedad actual, en la que parece prevalecer el consumismo y la búsqueda de bienes materiales", agregó.

El abeto instalado en la plaza vaticana procede de Zakarpatia, en la región ucraniana de Transcarpacia.

Se trata de un abeto rojo de la especie "Picea abies", que tiene algo más de 700 ramas, algunas de las cuales pesan entre 10 y 12 kilogramos.

Ha sido decorado con 2.500 esferas de color oro y plata y otras tantas luces blancas y amarillas.

El Vaticano entró hace varias semanas en el periodo navideño con el comienzo de las obras de construcción del espectacular belén, que desde la decisión de Juan Pablo II en 1982 preside todos los años en Navidad la plaza de San Pedro.

Un equipo de trabajadores monta desde mediados de noviembre la estructura del belén, donde serán colocadas las principales esculturas tradicionales del Nacimiento, que como todos los años ocupará el espacio delante del obelisco, en el centro de la plaza.

Como es ya tradición, también este año otro estado mexicano, en esta ocasión Puebla, ha regalado al Vaticano un pesebre y adornos para los abetos navideños.

Este portal, de estilo poblano y bendecido por el papa el día 14, está formado por una quincena de piezas de cerámica talaverana y ha sido instalado en el Aula Pablo VI, donde el pontífice celebra las audiencias públicas y otros eventos.