Archivo de Público
Viernes, 16 de Diciembre de 2011

Al menos once muertos por disparos de los seguidores de Al Asad en Siria, según la oposición

EFE ·16/12/2011 - 07:19h

EFE - Unos jóvenes sirios participan en una manifestación progubernamental en la plaza Sabe Bahrat de Damasco, Siria.

Al menos once personas, entre ellas dos menores y una mujer, murieron hoy por disparos del ejército y de las fuerzas de seguridad en distintas provincias de Siria, que vive un nuevo viernes de protestas, según los Comités de Coordinación Local.

El grupo opositor detalló que seis personas fallecieron en la provincia central de Homs, tres en Deraa (sur), una en Rif Damasco y otra en Hama (centro).

Los Comités, que identificaron a los dos menores muertos, de 14 y 17 años respectivamente, explicaron que perdieron la vida en Yassim, en la provincia de Deraa y en Hameh, en las proximidades de la capital.

Mientras, tras el rezo musulmán del mediodía, más de 200.000 manifestantes salieron hoy a las calles de Homs, capital de la provincia del mismo nombre, para pedir el ajusticiamiento del presidente Bachar al Asad, informo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El Observatorio precisó que hubo manifestaciones en los barrios de Al Jalidiya, Dir Baalba, donde falleció una persona, Yaura al Chiah, Al Inshaat y Bab Amro, donde los ciudadanos desafiaron el cerco impuesto por los leales al régimen en Homs.

Los Comités añadieron que en la localidad de Al Qoseir, cercana a Homs, las fuerzas de seguridad dispararon desde el ayuntamiento en dirección al Hospital Nacional.

La provincia de Homs es uno de los principales bastiones de la oposición al régimen de Al Asad.

Estas informaciones no han podido ser confirmadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas y organizaciones internacionales para trabajar.

Más de 5.000 personas han muerto por la represión en Siria, entre ellos más de 300 menores, desde el inicio de las protestas antigubernamentales a mediados de marzo pasado, según los últimos datos de la ONU.