Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

La familia de la víctima exige retirar la pensión al homicida

Un hombre sigue cobrando la viudedad tras matar a su mujer

Ó. L. F. ·15/12/2011 - 22:00h

"Dolidos", "indignados", "sorprendidos" y dispuestos a batallar en los juzgados y ante la Administración. La familia de María Teresa de Jesús Trapote, la mujer asesinada en 1998 junto a su hijo por su marido, Nemesio Antonio Pisonero, prepara un escrito para exigir al Ministerio de Economía y Hacienda que retire al homicida la pensión de viudedad de 670 euros mensuales que este cobra desde hace 13 años, según señaló a este diario la abogada que la representa, Doris Benegas. "Para facilitarles el trabajo, remitiremos al organismo competente la sentencia que lo condenó", añadió.

Según la letrada, la familia se enteró el miércoles por la prensa tanto de que el autor del crimen recibía dicha retribución como de que desde 2009 disfrutaba en la cárcel de Ourense, donde cumple los 26 años de condena que se le impuso, del régimen abierto que le permite ir a la cárcel sólo a dormir entre semana y tener hasta 48 días de permiso al año. "Tienen miedo de que vuelva a Valladolid [ciudad en la que se cometió el crimen] y tome represalias contra ellos", recalcó Benegas.

Por ello, además de reclamar la retirada de la pensión, la familia de María Teresa va a presentar ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 2 de Galicia, que fue quien le concedió el tercer grado en contra de la opinión de la Junta de Tratamiento de la cárcel, un escrito en el que solicitarán que Nemesio Pisonero vuelva al régimen cerrado penitenciario.