Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

Fibroides grandes están ligados a resultados obstétricos adversos

Reuters ·15/12/2011 - 18:41h

Las embarazadas con fibroides uterinos grandes tienen un aumento significativo del riesgo de tener un parto prematuro y sufrir hemorragias.

El equipo de la doctora Valerie I. Shavell, de la Facultad de Medicina de la Wayne State University y el Centro Médico de Detroit, ambos en Michigan, escribió en la revista Fertility and Sterility que los fibroides afectan al 70 por ciento de las mujeres en edad reproductiva.

Los autores aseguran que se desconoce cómo los fibroides influyen en el embarazo, pero se observa que en general suelen provocar resultados adversos, como el adelantamiento del parto.

El equipo revisó información de 95 mujeres que esperaban un bebé y tenían fibroides, según la evaluación por ultrasonido. En 42 de ellas, los fibroides medían más de 5 centímetros de diámetro.

La edad gestacional del bebé al momento del parto era significativamente menor en esas 42 mujeres (36,5 semanas) que en las pacientes con fibroides más pequeños (38,4 semanas) o en 95 mujeres de un grupo de control (38,6 semanas).

El 12,2 por ciento del grupo con fibroides grandes necesitó una transfusión de sangre después del parto, comparado con ninguna paciente con fibroides más pequeños y el 1,1 por ciento del grupo de control. La pérdida de sangre estimada durante el parto para esos tres grupos fue, respectivamente, de 645,1; 535,6 y 486,8 mililitros.

Los fibroides grandes también estuvieron significativamente asociados con un cuello uterino corto, ruptura de bolsa prematura y parto prematuro. La cantidad total de fibroides grandes estuvo correlacionada con esos resultados.

"Sería prematuro (...) hacer recomendaciones específicas sobre el valor de utilizar la miomectomía antes de la concepción en estas mujeres", asegura el equipo.

De todos modos, y dados los resultados, los autores concluyen que las mujeres con fibroides grandes "deberían recibir orientación sobre el aumento de la posibilidad de sufrir estas complicaciones obstétricas".

Shavell no respondió las preguntas de Reuters Health.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 17 de noviembre del 2011