Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

Procedimientos con stent son seguros en hospitales pequeños: informe

Reuters ·15/12/2011 - 17:51h

Por Genevra Pittman

Una revisión de estudios publicados sugiere que los procedimientos cardíacos menores se pueden realizar de manera segura incluso en hospitales que no pueden hacer cirugías cardíacas de emergencia en caso de complicaciones.

A medida que aumentan los procedimientos de colocación de stent fuera de los grandes hospitales de las ciudades, más pacientes acceden más rápido al tratamiento que les salva la vida. Y otros simplemente cuentan con un sitio conveniente para una cirugía común.

La colocación de un stent, que es una malla metálica, elimina las obstrucciones de las arterias coronarias. Dado que este procedimiento es cada vez más seguro, los autores observaron que los hospitales locales que no hacen bypass coronarios son una buena opción para la colocación de un stent de emergencia o programada.

"Estábamos acostumbrados a tener un quirófano preparado por si algo salía mal", dijo el doctor Scott Kinlay, autor de un comentario sobre el estudio publicado en Journal of the American Medical Association.

Los stent, según opinó, "revolucionaron el éxito y la seguridad" de esos procedimientos menores. "Pero todavía debemos asegurarnos de estar organizados para poder trasladar a los pacientes a centros que pueden realizar cirugías cardíacas si surgen complicaciones", indicó Kinlay, cardiólogo del Sistema de Salud de Asuntos del Veterano, en Boston.

Hace un mes, organizaciones nacionales, como la Asociación Estadounidense del Corazón, actualizaron las guías para indicar que la colocación de stent programada "podría hacerse" en hospitales que no realizan bypass cardíacos, siempre que cuenten con un plan efectivo de traslado de los pacientes a otro centro con capacidad para atender una emergencia cardíaca.

Si un paciente tiene un infarto, las guías consideran "razonable" trasladarlo a hospitales locales que puedan colocar stent, un procedimiento también llamado angioplastia.

"Es muy seguro para cualquier paciente con un infarto ir al hospital más cercano que puede hacer una angioplastia. Cuanto antes se le pueda eliminar la obstrucción arterial, mejor será su pronóstico", dijo el autor del estudio, doctor Mandeep Singh, de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota.

El equipo de Singh revisó 15 estudios que compararon la tasa de mortalidad hospitalaria y las cirugías de emergencia en pacientes tratados con un stent en hospitales con o sin capacidad de realizar un bypass coronario. Eso incluyó a más de 900.000 personas a las que se les colocó un stent de emergencia o de manera programada.

Sólo dos o tres de cada 1.000 necesitaron un bypass de emergencia, sin importar el sitio de tratamiento. La posibilidad de morir en el hospital fue del 1,4 por ciento en los hospitales sin capacidad para realizar cirugías cardíacas y del 2,1 por ciento en los centros que sí podían hacerlas.

No hubo riesgo extra de muerte o necesidad de traslado en los 120.000 pacientes con un infarto tratados de emergencia con un stent en hospitales sin profesionales e instalaciones aptos para realizar cirugías cardíacas.

El doctor Steven Marso, cardiólogo del Sistema de Salud de Saint Luke, ciudad de Kansas, en Missouri, y autor principal de uno de los estudios revisados, opinó que cada vez más hospitales pequeños empezaron a realizar angioplastias en los últimos años.

Pero Marso señaló que es difícil saber cuán preparado puede estar un hospital pequeño para trasladar pacientes que necesitan una cirugía de emergencia en menos de media hora.

"Los pacientes pueden hacerse una angioplastia en centros grandes o pequeños, con o sin capacidad quirúrgica, sólo si los hospitales cuentan con las mejores prácticas", finalizó Marso.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 13 de diciembre del 2011