Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

ERC, ICV y SI llaman a la insumisión fiscal entre críticas de los partidos al Govern

EFE ·15/12/2011 - 10:10h

EFE - Los portavoces de los sindicatos que negocian los recortes salariales con la Generalitat, Josefina Pujol (d), de CCOO, Xavier Casas (2i), de UGT, y Lluís Blanco (2d), de IAC, conversan con el secretario de comunicación del gobierno catalán, Josep Marti (i), tras intentar entrar a la rueda de prensa del conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, en la que anunció que sólo garantiza que los trabajadores públicos cobrarán a tiempo el 80 % de la paga extra y que el 20 % restante lo recibirán más adelante.

El anuncio realizado por el Govern de aplazar el pago de la paga extra a los funcionarios porque el Estado no transfiere 759 millones de euros ha suscitado el rechazo de toda la oposición, y tres grupos (ERC, ICV y Solidaritat) han propuesto la insumisión fiscal hacia el Estado ("tancament de caixes").

El presidente del grupo del PSC, Joaquim Nadal, ha expresado su apoyo al Govern por lo que respecta a su reclamación de los 759 millones de euros que adeuda a la Generalitat en cumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut, pero "duda" y ve "excesivo" que se vincule esto al aplazamiento de una parte de la paga extra a los funcionarios.

Según Nadal, el PSC le da la razón al ejecutivo catalán y comparte su exigencia de que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero tiene que hacer efectivos los 759 millones de euros que adeuda a Cataluña "y que, además, están presupuestados y comprometidos", ha señalado.

Esta misma posición ha sido expresada por el resto de portavoces de grupos parlamentarios, los cuales, sin embargo, han elevado el tono de sus críticas al Gobierno del PSOE, acusándolo de "falta de lealtad institucional", de "estafa", y de mantener "una actitud miserable".