Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

El Museo de Cera esconde al duque

La dirección de la sala planea llevar a Urdangarin a la sección de Deportes

ELENA HERRERA ·15/12/2011 - 06:24h

Figuras de cera de la familia real. efe

No habrá imagen de la figura del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, saliendo en una carretilla del Museo de Cera de Madrid como ya ocurrió con la efigie del excuñado de este, Jaime de Marichalar, cuando se formalizó su divorcio con la infanta Elena. Al menos, por el momento. Sin embargo, la presunta implicación del yerno del rey en el escándalo en torno al Instituto Nóos sí preocupa a la dirección de la galería, que decidirá hoy su cambio de emplazamiento.

El Museo de Cera ha decidido estudiar el traslado de Urdangarin después de que el rey le apartara de sus funciones de representación de Estado en actos oficiales el pasado lunes. Aunque todavía no hay nada definido, todo apunta a que será trasladado a una sala dedicada los deportes, según aseguró el director de comunicación del museo, Gonzalo Presa. El centro rescataría así el pasado del duque de Palma en su calidad de exjugador de balonmano y evitaría llevar su figura al almacén en el que está guardada la de Marichalar, expulsado de la representación en cera de la familia real en febrero de 2010.

Un portavoz señala que la galería sólo "pretende hacerse eco de una realidad"

Presa explicó que con este posible cambio de emplazamiento, el Museo de Cera sólo pretende "hacerse eco de una realidad". Así, el portavoz aclaró que la talla del marido de la infanta Cristina está colocada junto al resto de la familia real en una escena que emula un acto de Estado. De ahí la posible decisión de cambiar la ubicación del yerno del rey para cumplir con la voluntad de la Corona de alejar a Urdangarin de la primera línea en sus actos oficiales.

Protocolo real

El Museo de Cera siempre se ha esforzado en guardar con escrupulosa fidelidad el protocolo de la Casa del Rey. Cuando Zarzuela anunció el "cese temporal de la convivencia" entre la infanta Elena y su entonces marido, Jaime de Marichalar, la dirección del museo trasladó la talla del ahora exduque de Lugo a un salón dedicado a la tauromaquia. Sólo cuando se hizo pública la formalización del divorcio, Marichalar fue trasladado a un almacén el que yacen decenas de figuras en desuso.

Marichalar fue llevado a un almacén tras divorciarse de la infanta Elena

De hecho, el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, será trasladado en un breve espacio de tiempo a ese mismo almacén. La figura de cera de Mariano Rajoy recibe en estos días los últimos retoques y espera poder se trasladada al museo cuando tome posesión de su cargo.