Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

El príncipe destaca que su fundación es "honesta y transparente"

Cita como única recompensa "el reconocimiento" social.

ALBERT MARTÍN VIDAL ·15/12/2011 - 00:56h

El príncipe, en el centro, escoltado por Artur Mas y Letizia Ortiz. EFE

El complicado bisílabo Nóos no se pronunció durante hora y media de discursos. Ninguno de los seis ponentes que tomaron la palabra mentaron el nombre de la fundación de Iñaki Urdangarin. Pero la controvertida ONG estuvo muy presente en el acto con que el príncipe presentó ayer su propia fundación en Barcelona.

Felipe de Borbón no aparecía en público desde que estalló el escándalo por la presunta implicación de su cuñado en el desvío de fondos públicos a través de Nóos (ver especial). Eran sus primeras declaraciones desde que se desveló la trama y el príncipe marcó distancias.

Presentó la Fundación Príncipe de Girona en la capital catalana

Consciente tal vez del perjuicio que ha supuesto para la Casa Real el caso y la sombra de sospecha instalada sobre las fundaciones, el príncipe quiso remarcar la vocación de servicio de la Fundación Príncipe de Girona: "Somos una fundación joven, pero contamos con valiosas alianzas y una ambición honesta y transparente".

Dos días después de que la Casa Real anunciara que aparta a Urdangarin de la actividad oficial, el príncipe reivindicó el "compromiso" y el "interés común" que rige la institución que presentó ayer. "La sociedad no debe permanecer indiferente frente a los problemas que nos afectan; por eso, además de nuestras obligaciones, creemos que debemos asumir responsabilidades más grandes de cara a los demás". El príncipe también destacó que debe hacerse "sin esperar más reconocimiento que la satisfacción de contribuir, en este caso, a mejorar la vida y las expectativas de nuestros jóvenes".

Generosidad de los donantes

No realizó ninguna mención directa al escándalo que afecta a su cuñado

Para recordar de dónde obtiene los recursos la Fundación Príncipe de Girona, Felipe de Borbón aludió a la "generosidad" de sus patronos, entre los que figuran la Cámara de Comercio de Girona, Caixa Girona, la Fundación Gala-Salvador Dalí y La Caixa.

"La fundación me permite materializar mi deseo de impulsar iniciativas que ayuden y resulten útiles a la sociedad", dijo el príncipe. Felipe de Borbón agregó que "trabajar por los intereses generales y promover acciones o iniciativas que sirvan al interés común constituyen un compromiso personal inalterable y sin matices".

La presentación en Barcelona de esta fundación es ya el sexto bautizo que recibe la Fundación Príncipe de Girona, después de los actos celebrados en Girona, Zaragoza, Sevilla, Bilbao y Madrid. El calendario quiso que el discurso llegara en la misma semana en que Urdangarin culpó a los medios de comunicación del daño que sus actividades han podido causar a la Corona, por informar del caso. Fuentes de la Casa Real aseguraron ayer que el calendario de actos de esta entidad responde únicamente al interés de la propia Fundación Príncipe de Girona, dedicada a los jóvenes en riesgo de exclusión social y al apoyo de iniciativas de jóvenes emprendedores.

El acto se celebró ante un millar de asistentes y, antes de la intervención del príncipe, tomó la palabra el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), quien reivindicó "un futuro con esfuerzo, sacrificio y emprendimiento". El ministro de Educación en funciones, Ángel Gabilondo, destacó por su parte que la Fundación Príncipe de Girona es "una entidad joven, seria y solvente". Nadie mentó al yerno del rey y su presunta habilidad para lucrarse con entidades sin ánimo de lucro. Pero Nóos parecía estar presente en todos los discursos.