Archivo de Público
Jueves, 15 de Diciembre de 2011

'Las viudas' de Pepe Rubianes lo recuerdan en un documental

La película reivindica la vigencia del actor "galaico-catalán"

LÍDIA PENELO ·15/12/2011 - 08:00h

Serrat, Pep Molina, Toni Coll y María Rosales son algunas de "las viudas".

Independiente, descarado, anárquico... Los que le conocieron coinciden en afirmar que Pepe Rubianes (Villagarcía de Arousa, 1947) era un hombre libre que practicaba una revolución particular con palabras pero también con hechos. Tras la muerte de este cómico "galaico-catalán" (así se definía él) en marzo de 2009, sus más allegados, también conocidos como las viudas, no han dejado de reu-nirse para cenar y recordar la insólita personalidad del actor. Precisamente son esos encuentros los que articulan el documental Pepe & Rubianes, dirigido por Manuel Huerga y producido por Jaume Roures, quien asegura que "la película es un retrato de la degradación de este país".

El montaje, de una hora y media de duración, además de ser un homenaje a Rubianes, es una reivindicación a su espíritu que tantas polémicas suscitó. En 2007, la Asociación por la defensa de la Nación Española lo denunció por "ultrajar a España", a raíz de unas declaraciones sobre la unidad del Estado. A pesar de que el actor alegó: "Yo insulté a la España que mató a Lorca. Respeto a la España democrática y constitucional. Esta Espa-ña me merece todos mis respetos y, además, pertenezco a ella", todo aquello le mereció una campaña en su contra por parte de medios como la cadena Cope y perjudicó la representación de Lorca eran todos en Madrid. "Muchas veces no pensaba lo que decía y por ello pagó un precio muy alto", dice Joan Lluís Bozzo, de la compañía Dagoll Dagom. Bozzo, que fue uno de los mejores amigos de Rubianes, afirma en el documental que "la historia de España lo mató". Y dado que "la derecha es muy vengativa", según comenta Bozzo, y quesu público se concentra básicamente en Catalunya, el documental, de momento, sólo se exhibirá en salas catalanas.

Luces y sombras

"La figura de Pepe no ha perdido vigencia y menos ahora, con todo lo que estamos pasando", sostiene Huerga. Para el director de Salvador, de lo que se trataba con este proyecto era de "hacer un documental sobre Pepe y que a él no le pareciese una chorrada". Por eso, los amigos que se sientan a la mesa para recordarlo (Joan Lluís Bozzo, Pep Molina, Joan Gràcia, Lucila Aguilera, Carles Flavià, María Rosales, Toni Coll, Manel Pousa y Joan Manuel Serrat), hablan sin miedo a ser políticamente incorrectos.

La idea era no hacer un ejercicio de "nostalgia lacrimógena" y, sin olvidar que nadie es bueno o malo, "estas viudas" abordan los porqués de las abundantes referencias religiosas en los espectáculos de Rubianes, sus constantes alusiones al sexo y la alergia a las parejas estables, entre otros aspectos. Sus amigos tampoco se olvidan de sus críticas a la monarquía o a la corrupción política y de un montón de anécdotas que contagian la carcajada pícara que vistió Rubianes hasta el final.

Ilustrado con imágenes inéditas de su vida cotidiana, con fragmentos de sus mejores monólogos y de algunas entrevistas, esta película de Manuel Huerga presenta a un actor que "trabajó lo mínimo y disfrutó al máximo". Con Pepe & Rubianes el espec-tador descubre un hombre inconformista que, fantaseando con sus experiencias, supo vivir sin callar lo que pensaba.