Archivo de Público
Miércoles, 14 de Diciembre de 2011

Nuevas imágenes de los sospechosos de los disturbios en Londres

La Policía Metropolitana publica en su web las fotografías de 213  personas relacionadas con los disturbios y pide la colaboración ciudadana para detenerlos

PÚBLICO.ES/EFE ·14/12/2011 - 11:52h

Imágenes de algunos de los sospechosos de los disturbios en Londres.

La Policía Metropolitana de Londres ha publicado hoy imágenes en las que aparecen 213 de los "sospechosos más buscados" en relación con los disturbios del pasado verano en la capital británica.

Las fotografías, que corresponden a las garabaciones del amplio circuito de cámaras de seguridad de la ciudad, están disponibles en la web de Scotland Yard, que pide además colaboración a los ciudadanos para poder identificarlos.

"Gracias a la colaboración de los ciudadanos para identificar a los responsables, los agentes han llevado a cabo desde el verano 3.269 arrestos por varios delitos y se han presentado cargos contra 2.046", indica la Policía en un comunicado.

"Cuatro meses después de los disturbios my equipo sigue completamente comprometido en la identificación, el arresto y la condena de las personas que formaron parte de los actos delictivos. La investigación es un gran desafío y continuará durante mucho tiempo, pero quiero asegurar a las comunidades de Londres que estamos seguros de que llevaremos ante la Justicia a los que cometieron los horribles crímenes", asegura el oficial al mando de la operación, Steve Rodhouse.

Cuatro días de revueltas

Los incidentes violentos del pasado verano empezaron en el barrio de Tottenham, en el norte de Londres, el 6 de agosto y poco después se extendieron a otras zonas de la capital y a otras ciudades británicas. Se estima que entre 13.000 y 15.000 personas estuvieron implicadas en los altercados ocurridos entre el 6 y el 10 de agosto

Durante esos días, jóvenes en Londres y otras ciudades inglesas incendaron vehículos y viviendas y causaron destrozos en tiendas.

Un estudio divulgado recientemente por los ministerios británicos de Justicia e Interior indicó que las personas que participaron en altercados eran muy jóvenes y con escasos recursos económicos, pero solo una minoría pertenecía a bandas.