Archivo de Público
Miércoles, 14 de Diciembre de 2011

Indignados se manifiestan ante la Audiencia de Barcelona

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco tomará declaración a los diputados catalanes agredidos en el bloqueo del Parlament

PÚBLICO.ES / EFE ·14/12/2011 - 09:16h

Alrededor de un centenar de indignados se han concentrado desde primera hora de la mañana ante la Audiencia de Barcelona, fuertemente custodiada por los Mossos d'Esquadra, ante la llegada del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco para tomar declaración a los diputados agredidos durante el bloqueo del Parlament el 15 de junio, en protesta por los recortes sociales.

A la concentración también se ha unido más tarde un grupo de estudiantes que se había concentrado frente a la Secretaría de Universidades para protestar contra los recortes en Eduación.

Los activistas han acudido a la convocatoria que, bajo el lema "Paremos la audiencia", pretende protestar por la imputación de veinte jóvenes por los incidentes del Parlament

Ante el Palacio de la Justicia de Barcelona, donde se encuentra la Audiencia de Barcelona, los manifestantes del movimiento 15-M han desplegado pancartas en las que se puede leer "No hay paz sin justicia social", "No a la criminalización del movimiento 15-M" y "Si nos tocan a una, nos tocan a todas. Yo también estaba en el Parlament", lema que también entonan los manifestantes.

La sede judicial, que ha sido escenario de la toma de declaración del juez Velasco a nueve de los diputados catalanes víctimas de aquellos incidentes, está fuertemente custodiada por los Mossos, que han establecido un perímetro vallado en el que sólo hay cuatro puntos de acceso.

Hay imputadas 20 personas por delito contra las altas instituciones del Estado

Ayer, a última hora de la tarde, cerca de un millar de personas se manifestaron en Barcelona en solidaridad con los indignados imputados a raíz de las agresiones el pasado 15 de junio.

El juez Velasco tomaba declaración como perjudicados a nueve diputados que fueron acosados y, en algún caso, agredidos al entrar al Parlament.

Velasco ha decidido trasladarse hasta la capital catalana después de que los diputados le comunicaran que tenían "problemas de agenda" para acudir a la Audiencia Nacional.

Quien no declaraba hoy es el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que se ha acogido a su derecho a hacerlo por escrito.

Los diputados a los que interrogará el magistrado son Gerard Maria Figueres, Josep Maria Llop -diputado invidente al que los indignados trataron de arrebatarle el perro guía para impedirle llegar al Parlament-, Jordi Turul, Ana Isabel Marcos y Santi Vila, todos ellos de CiU.

Del PSC deben comparecer Ernest Maragall y Montserrat Tura; de ICV, Salvador Milá y Joan Boada, y de Solidaritat Catalana, Alfons López Tena.

Por el acoso a los diputados, el juez ha imputado a veinte personas por un delito contra las altas instituciones del Estado.

Durante la protesta del Parlament, los indignados denunciaron la infiltarción de varios agentes entre los manifestantes que podrían haber provocado actos violentos con el fin de justificar cargas y detenciones por parte de los antidisturbios.

Unos no declaran y a otros abuchean

La diputada socialista Montserrat Tura ha ha sido abucheada por los indignados al llegar a la Audiencia para declarar. La diputada cuantificó en 420 euros los daños causados a su vestuario por las personas que le echaron pintura. Sin embargo,  ha pedido que la acción judicial recaiga sólo contra los autores de actos violentos.

Los diputados de ICV se han negado a declarar por que no se sienten "afectados" Los diputados de ICV-EUiA Joan Boada y Salvador Milà han decidido no prestar declaración hoy ante el juez Eloy Velasco porque no denunciaron los hechos y no se sienten "perjudicados".

Boada ha esgrimido otra razón para no prestar declaración ante la Audiencia Nacional: que su partido no está "dispuesto a colaborar en nada" con una organización de "extrema derecha" como Manos Limpias.

Así, Velasco llamará a declarar en Madrid a los dos diputados de ICV, dado que están obligados a hacerlo por su condición de testigos.

En la concentración se han vivido momentos de tensión con los cámaras y fotógrafos de prensa, ya que algunos indignados exigen que se les pida permiso para tomarles imágenes y no ser identificados posteriormente por la policía en caso de incidentes.

Por su parte, varios agentes de los Mossos d'Esquadra han tomado imágenes de vídeo de los concentrados desde la distancia, en el marco de la fase de pruebas de una unidad de obtención de pruebas de la policía catalana, denominada Unidad Central de Información de Orden Público.

Estudiantes indignados toman las calles ante el aumento tasas

Más de medio centenar de estudiantes se han manifestado también desde primeras horas de la mañana ante la sede de la Secretaria de Universidades, en la Vía Laietana de Barcelona, en protesta por el incremento de tasas universitarias y coincidiendo con una reunión de la Comisión de Gobernanza en la misma. Los jóvenes han pedido una "Universidad pública y de calidad".

En la sede de la Secretaria se realiza hoy una reunión de la Comisión de Gobernanza que, formada por diez personalidades de la política, la economía y de la universidad, debate un documento sobre la gobernanza de las universidades públicas catalanas, en el que se analiza la cuestión de las tasas y las becas.

Tras la protesta, los estudiantes han acudido a la Audiencia de Barcelona para unirse al resto de indignados concentrados allí.