Archivo de Público
Miércoles, 14 de Diciembre de 2011

Tres activistas de la Primavera Árabe recogerán en persona el premio Sájarov

EFE ·14/12/2011 - 07:49h

EFE - Manoubia Bouazizi, madre del joven tunecino Mohamed Bouazizi, quien prendiéndose fuego originó la cadena de revueltas populares, posa con la foto de su hijo en la capital tunecina EL 15 de noviembre de 2011. El Parlamento Europeo ha concedido el premio Sájarov 2011 a la libertad de conciencia a cinco activistas de la llamada "primavera árabe". EFE/Archivo

El Parlamento Europeo entregará hoy miércoles el premio Sájarov a la libertad de conciencia a cinco activistas de la Primavera Árabe, aunque solo tres de ellos podrán recogerlo en persona en la ceremonia que se celebrará en Estrasburgo.

La egipcia Asmaa Mahfuz, el libio Ahmed al Sanusi y el sirio Alí Farzat han confirmado su presencia en Estrasburgo, mientras que la activista siria Razan Zaituneh permanece escondida en Siria y no podrá asistir.

En el caso del tunecino Mohamed Buazizi, quien prendiéndose fuego motivó una serie de revueltas populares que acabaron en definitiva con 23 años de mandato del presidente Zine el Abidine Ben Alí, el premio es póstumo.

Los grandes grupos del Parlamento Europeo -los populares, los socialistas, los liberales y la alianza de los verdes- acordaron conjuntamente las candidaturas de los cinco activistas de la Primavera Árabe.

Mahfuz, una joven de 26 años, representa la lucha egipcia en la plaza Tahrir, pues su vídeo en Facebook animando a los jóvenes a manifestarse en el centro de El Cairo recibió gran apoyo.

Ahmed al Sanusi, el más veterano, está considerado el más antiguo de los "presos de conciencia" después de haber sido acusado de conspiración por el régimen de Muamar el Gadafi y pasado 31 años en prisión.

Zaituneh es una periodista y abogada que lucha en Siria por los derechos humanos.

Alí Farzat, también sirio, es un conocido dibujante satírico-político que ha criticado durante años en viñetas de diarios de todo el mundo el régimen de Bachar el Asad.

El premio Sájarov a la libertad de conciencia recibe ese nombre en homenaje al físico y disidente político soviético Andréi Sájarov.

La Eurocámara entrega el galardón todos los años desde 1988 a personas u organizaciones que hayan contribuido significativamente a la lucha por los derechos humanos y la democracia.

La ausencia de los premiados suele ser una prueba más de la falta de libertad que ha llevado a los premiados a luchar por sus causas.

El año pasado, el disidente cubano Guillermo Fariñas no recibió el permiso del régimen de La Habana para recoger su galardón.