Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Jóvenes colonos judíos asaltan una base militar israelí

Los agresores pertenecen a un grupo que promueve la expansión colonial salvaje en Cisjordania

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·13/12/2011 - 21:00h

Protesta de colonos.

Medio centenar de colonos judíos asaltaron este martes una base militar israelí en el norte de la Cisjordania ocupada y atacaron con piedras al jefe y al subjefe de la base antesde ser reducidos y expulsados por los militares en un incidente que suscitó una avalancha de condenas de los estamentos político y militar.

El asalto se produjo en una base cercana a la ciudad palestina de Qalquilia, en el norte de Cisjordania. Los jóvenes arrojaron piedras a los mandos, rompieron las ventanillas de los vehículos militares que encontraron a su paso y les pincharon las ruedas. El lunes por la noche tuvo lugar otro ataque similar contra un puesto del Ejército al este de Cisjordania, justo en la frontera con Jordania.

Ambos asaltos fueron orquestados por colonos de alrededor de 20 años de edad en su mayor parte, a los que los israelíes llaman noar hag-vaot, que literalmente significa "jóvenes de las colinas". Este grupo cada vez tiene más fuerza y en esencia promueve la expansión judía en Cisjordania fuera de las colonias autorizadas por el Gobierno.

Aunque algunos dirigentes políticos y militares se refirieron al ataque a la base como un incidente aislado, existen precedentes recientes y lo cierto es que culmina una tendencia cada vez más clara de un sector importante de la población de las colonias, especialmente jóvenes, de desobediencia al Estado.

Los dos ataques tuvieron lugar al mismo tiempo que se difundían rumores de que el Ejército se disponía a desmantelar ciertas colonias que no tiene permiso de las autoridades israelíes donde viven "jóvenes de las colinas".

"Terroristas judíos"

"La situación es intolerable", dijo el primer ministro Binyamín Netanyahu. "Tenemos que ocuparnos de esos gamberros con mano firme. No vamos a tolerar una situación en la que se distrae a los oficiales y a los soldados del Ejército de la protección de los ciudadanos israelíes". Y el ministro para la Defensa Civil, Matan Vilnai, fue incluso más lejos: "Se trata de criminales, de terroristas judíos que hacen daño a los soldados que les defienden a ellos y a la seguridad de Israel".

Por su parte, el titular de Defensa, Ehud Barak, se refirió a "las acciones violentas de un grupo de criminales extremistas que tienen características de terrorismo y son inaceptables". Los líderes israelíes tuvieron mucho cuidado de distinguir entre los "jóvenes de las colinas" y el resto de los colonos.