Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Detenida una pareja por la muerte de sus dos hijos

Los padres mostraban signos de haber intentado suicidarse y tenían antecedentes de transtornos psiquiátricos

Ó. L. F. ·13/12/2011 - 19:06h

EFE - Miembros de la Policia Nacional en la vivienda de Santa Cruz de Tenerife donde han sido hallados los cadáveres de dos menores.

Una mujer de 40 años de edad, Sonia P. B., y su pareja, Jesús Cristo P. L., de 54 años, fueron detenidos ayer en Santa Cruz de Tenerife como presuntos responsables de la muerte del hijo de ambos, Joseba, de 6 años, y de otra menor, Tindaya, de 11, fruto de una relación previa de la mujer. Los cadáveres de ambos fueron encontrados en el domicilio familiar, donde también fueron hallados los dos adultos, que presentaban signos de haber intentado suicidarse, según confirmaron a este diario fuentes policiales.

El trágico suceso se conoció poco antes de las 16.30 horas de ayer, después de que una hermana de la detenida acudiese al domicilio, situado en la barriada de Vistabella, al norte de la capital tinerfeña, alarmada porque los niños no habían acudido al colegio los últimos dos días. El familiar, que ya el lunes presentó una denuncia en comisaría ante la sospecha de que los niños podían estar desatendidos, fue recibido en la puerta por Sonia, que presentaba un estado de gran excitación. Instantes después, la mujer descubría los cuerpos sin vida de sus sobrinos sobre una cama y cubiertos por una manta.

Tras el aviso de la mujer a los servicios de emergencia, agentes de la Policía Local se presentaron en el domicilio y detuvieron a la pareja. Ella presentaban síntomas de haber ingerido barbitúricos, además de dos cortes superficiales en el abdomen. El hombre, que fue hallado en el suelo de un patio interior con contusiones en el cuello y en la cabeza, parecía haber intentado ahorcarse en una viga que finalmente se había vencido. Ambos fueron trasladados a un hospital de la capital tinerfeña, donde al cierre de esta edición permanecían ingresados y bajo custodia policial.

Al menos 48 horas muertos

Según las primeras investigaciones, los menores llevaban muertos al menos 48 horas. Sus cuerpos no presentaban signos externos de violencia, por lo que los investigadores barajan, a la espera del resultado final de la autopsia, que ambos pudieron morir por la ingesta de medicamentos o por asfixia.

Los dos detenidos, que llevaban conviviendo siete años, tenían antecedentes de transtornos psiquiátricos, según confirmaron fuentes policiales. En la denuncia que la tía de las víctimas presentó el lunes ya destacó que su hermana sufría aquellos días una fuerte depresión.