Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

Problemas de memoria en pacientes con cáncer no deberían atribuirse a la quimioterapia

Reuters ·13/12/2011 - 16:52h

Por Genevra Pittman

Las mujeres con cáncer mamario que reciben radioterapia con o sin quimioterapia desarrollan más trastornos cognitivos varios años después del tratamiento que las mujeres que nunca tuvieron cáncer.

Investigaciones habían sugerido que algunas pacientes padecen una confusión mental llamada "quimio cerebro" durante o inmediatamente después de la quimioterapia. Y un estudio reciente halló signos de alteración en ciertas regiones cerebrales.

"Es algo muy, muy sutil. No estamos hablando de personas que desarrollan delirio, demencia, amnesia", aclaró Barbara Collins, neuropsicóloga especializada en alteraciones cognitivas asociadas con la quimioterapia del Hospital de Ottawa, en Ontario, Canadá, pero que no participó del estudio.

"Sino de un grupo que dice 'Puedo seguir pensando, pero me cuesta más (...) No recuerdo tan fácilmente y no puedo hacer muchas tareas al mismo tiempo'", explicó la experta.

El estudio incluyó 129 sobrevivientes de cáncer de pecho de alrededor de 50 años. La mitad había recibido radioterapia y quimioterapia; el resto, sólo radioterapia.

A seis meses y a tres años de finalizar el tratamiento, se les realizó una batería de test cognitivos y de memoria. Los resultados se compararon con los de 184 mujeres de la misma edad y zona de residencia, pero que no habían tenido cáncer.

En tres de cinco tipos de test de memoria, las mujeres que habían recibido tratamiento rindieron como el grupo sin cáncer. Pero en dos, los resultados fueron mucho más bajos.

A seis meses y a varios años del tratamiento, las sobrevivientes del cáncer rindieron menos que las mujeres sin cáncer en las pruebas de las funciones ejecutivas, como nombrar palabras que comiencen con una determinada letra.

Y en los test de procesamiento de la información, que son un indicador de velocidad y concentración, las mujeres tratadas sólo con radioterapia o con quimioterapia más radioterapia obtuvieron puntajes más bajos que las mujeres sin antecedentes oncológicos: entre uno y tres puntos menos en una escala en la que 50 se considera el resultado promedio.

Una limitación de los exámenes para evaluar la capacidad cognitiva es que no está claro cómo se aplicarían al funcionamiento cotidiano, según escribe en la revista Cancer el equipo de Paul Jacobsen, del Centro de Oncología Moffitt, en Tampa, Florida.

Además, los autores desconocían la aptitud cognitiva, incluida la memoria, de las pacientes antes del diagnóstico de cáncer o del tratamiento.

Las sobrevivientes del cáncer que habían recibido radioterapia sin quimioterapia rindieron como el grupo tratado con ambas terapias en todos los test de capacidad mental. Esto, para los autores, desafía la idea de que la quimioterapia es lo que impulsa los cambios mentales en las sobrevivientes del cáncer mamario. Queda por debatir cuál sería la o las causas.

"Hay algo en el cáncer que altera la función cognitiva. ¿Qué es? ¿El estrés? ¿La ansiedad? ¿La depresión? Todos son posibles", dijo Collins. Podría ser también, según consideró la autora, que la respuesta del sistema inmunológico al cáncer altere el cerebro.

Collins indicó que la mayoría de los datos disponibles apuntan hacia el efecto mental de la quimioterapia en algunas pacientes que habría pasado desapercibido en el estudio.

"No podemos concluir rápidamente que todo se debe a la quimioterapia, aun cuando identifiquemos diferencias sutiles. Debemos avanzar con cuidado para comprender qué factores influyen realmente", finalizó.

FUENTE: Cancer, online 12 de diciembre del 2011