Archivo de Público
Martes, 13 de Diciembre de 2011

La Unesco acoge a Palestina en pie de igualdad con Israel

El presidente Abás recuerda el "derecho a reclamar la entrada" en otros 16 organismos

ANDRÉS PÉREZ ·13/12/2011 - 12:51h

La bandera palestina fue izada esta mañana en la sede de la Unesco en París. Reuters

La bandera palestina fue izada ayer en la sede de la Unesco ante el presidente Mahmud Abás, que fue arropado por la plana mayor de la organización y por un cálido aplauso de cientos de diplomáticos.

Con esos gestos, culmina el proceso iniciado el 31 de octubre, cuando Palestina fue admitida como miembro de pleno derecho por primera vez en un organismo de la ONU. Y empieza otra fase histórica: ese foro multilateral va a ser el laboratorio de las relaciones entre dos naciones en pie de igualdad, Palestina e Israel.

"La guerra tiene sus raíces en el espíritu de los hombres, y es pues en sus mentes donde hay que levantar las defensas de la paz. Esa es la divisa fundacional de la Unesco. La adhesión de Palestina es una oportunidad para la paz. Doy la bienvenida a Palestina en esta casa". Con estas frases acogió la directora general de la Unesco, Irina Bokova, el giro que ve por primera vez a los palestinos al mismo nivel que los israelíes en el concierto de las naciones, aunque sólo sea a título simbólico.

Parecían ayer superados los momentos de pánico que vivió la organización tras el anuncio de que, a raíz del ingreso de Palestina aprobado por la comunidad internacional, EEUU e Israel bloqueaban su contribución al funcionamiento de la Unesco. Ese fue un reflejo de la crispación que sigue provocando el asunto en ciertos círculos de ambos países.

Pero, como subrayó otra de las mujeres que dirigen la organización, ha llegado otra hora. "Este es un foro en el que hay un espacio enorme para la diplomacia cultural. Creo en las posibilidades de la diplomacia cultural, y la Unesco todavía va a demostrarlo una vez más", explicó la presidenta de la Conferencia General de la agencia, Katalin Bogyay.

Hessel apoya a Palestina

Y efectivamente a eso se dedicó el presidente Mahmud Abás. Ya ha dado instrucciones a la Embajada de Palestina en la Unesco para que inicie la fase experimental. "Al Quds [Jerusalén] debe seguir siendo un lugar santo de las tres religiones, y por eso es inaceptable el saqueo de lugares santos en Jerusalén Oriental", afirmó Abás, que calificó de "histórico" el acto.

Por otra parte, el mandatario recordó que estima que "Palestina sigue teniendo el derecho de reclamar la entrada en 16 organizaciones multilaterales" del sistema de Naciones Unidas o anexos (como la OMC).

El diplomático y resistente Stephane Hessel, autor de Indignaos, fue uno de los invitados de honor y apoyó a los palestinos. "La historia se ha puesto en marcha y es un todo: manifestaciones de jóvenes indignados en Israel y reconocimiento de Palestina", dijo a Público el anciano, visiblemente contento.